La UE discute mañana incluir en el pago único a productores afectados por el fin de las ayudas la reforma del vino

Actualizado 21/10/2007 13:07:28 CET

España pide en el Consejo de Agricultura y Pesca que el año que viene se aumente su cuota de atún rojo porque en 2007 no pudo agotarla

BRUSELAS, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Agricultura y Pesca de la UE analizarán mañana la posibilidad de incluir en el sistema de pago único a aquellos productores de vino que, sin haber abandonado su actividad, se hayan visto perjudicados por alguna de las medidas que contemple la reforma del vino, por ejemplo, la eliminación de las ayudas a la destilación o al alcohol de uso de boca.

Los ministros deberán dar su opinión sobre esta posibilidad durante el nuevo debate sobre la reforma del sector del vino que tendrá lugar en el Consejo de Agricultura y Pesca del lunes y martes que viene en Luxemburgo que, según consideraron fuentes diplomáticas, será clave para determinar si se podrá llegar a un acuerdo sobre la reforma en el plazo fijado, diciembre de este año.

La delegación española estará encabezada por la ministra, Elena Espinosa, a la que acompañará, en representación de las comunidades autónomas, la consejera de Agricultura y Pesca de Islas Baleares, Mercè Amer Riera.

La Presidencia portuguesa de la UE ha preparado tres preguntas para guiar la discusión entre los ministros, una de las cuales sobre si están de acuerdo con establecer pagos únicos para compensar a sus productores "por las consecuencias de la aplicación de algunas de las medidas de la reforma".

La actual propuesta legislativa sólo contempla el paso al régimen de pago único de aquellos productores que decidan cesar su actividad y arrancar las vides. Éstos recibirán una subvención más un pago único por hectárea. En este sentido, la novedad que se estaría planteando la UE de cara a la reforma es que también tengan una subvención quienes puedan verse perjudicados por alguna medida.

Otra de las preguntas hace referencia a qué tipo de medidas estima cada Estado miembro que deberían financiarse con los sobres nacionales y otra pretende conocer la opinión de los Veintisiete sobre la propuesta relativa al arranque de viñedos, que en la propuesta actual sería de 200.000 hectáreas.

Afirmaron que España estima que de esta manera y si finalmente desaparecen las ayudas a la destilación se podría dar ayudas a los productores que se vieran perjudicados por ello. Añadieron que podrían hacer lo mismo los países que, al contrario que España, se niegan a que se prohíba el enriquecimiento del vino con azúcar, la chaptalización, un elemento que, según indicaron, se ha convertido en el "más difícil" dentro de las reuniones técnicas sobre la reforma del vino. TRANSPARENCIA DE LA PAC

También en la parte de Agricultura, los ministros esperan alcanzar un acuerdo político para modificar el reglamento financiero de la Política Agrícola Común para clarificar algunos aspectos administrativos. En particular, la nueva norma obligará a todos los Estados miembros a publicar los beneficiarios de las ayudas de la PAC, algo que España ya hace, indicaron fuentes diplomáticas.

El reglamento reformado también hará posible que la Comisión tome medidas cuando los Estados miembros incumplan reiteradamente los controles que hay que aplicar a los gastos públicos.

Asimismo, los ministros se pronunciarán sobre las peticiones que han hecho Bulgaria y Rumania para poder autorizar ayudas públicas a sus agricultores afectados por la sequía, por un montante de 102 y 400 millones de euros respectivamente.

En el ámbito de sanidad animal, los ministros expresarán sus puntos de vista sobre una estrategia presentada por la Comisión sobre el futuro de esta política comunitaria que se centrarán en priorizar la prevención frente a la erradicación o evaluará la utilización de vacunas.

ATÚN ROJO

En relación a los temas de Pesca que se verán el martes, la delegación española ha pedido una discusión relativa a la pesca del atún rojo en la que reclamará una compensación en su cuota de atún rojo para el año que viene, debido a que este año no agotó la que le correspondía para 2007 antes de que la Comisión Europea decidiera, el mes pasado, cerrar la pesquería, cuando se consumieron todas las posibilidades de pesca asignadas para el conjunto de la UE. Espinosa argumentará que cuando la Comisión decidió cerrar la pesquería del atún rojo en el Mediterráneo el pasado 19 de septiembre, a los barcos españoles todavía les quedaban unas 150 toneladas de su cuota por emplear y de la que sin embargo no pudieron hacer uso. Para enmendar esta situación, en primer lugar, que se compense a España con una cuota más elevada del atún rojo para el año que viene y, en segundo lugar, que la Comisión Europea ponga en marcha mecanismos para que esto no pueda volver a ocurrir. Los ministros también sobre los trabajos de preparación de las consultas anuales con Noruega para el reparto de las posibilidades de pesca para 2008 de los caladeros que en aguas compartidas entre este país y la UE. Las negociaciones se realizarán en dos rondas previstas para del 5 al 9 y del 21 al 25 de noviembre. Por otra parte, los Estados miembros empezarán el reparto de posibilidades pesqueras para el año que viene con los caladeros del mar Báltico, que afecta a los países ribereños y donde España no tiene apenas intereses. Un año más, el obstáculo más destacable es el reparto del bacalao, donde la Comisión ha propuesto fuertes reducciones del total admitido de captura (TAC), de 22,65% y 32,84% con respecto a 2007 según los caladeros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies