La UE y EEUU retrasan la firma del acuerdo de 'cielos abiertos' al menos hasta octubre

 

La UE y EEUU retrasan la firma del acuerdo de 'cielos abiertos' al menos hasta octubre

Actualizado 11/05/2006 19:06:00 CET

Washington no culminará hasta agosto la reforma de la norma sobre propiedad de aerolíneas

BRUSELAS, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea y Estados Unidos han decidido retrasar al menos hasta octubre la firma del acuerdo de 'cielos abiertos' para crear un mercado transatlántico de servicios aéreos debido a la dilatación del proceso legislativo iniciado en Washington para flexibilizar las reglas de control de las aerolíneas norteamericanas. Europeos y estadounidenses esperan ahora que el acuerdo pueda entrar en vigor el 25 de marzo de 2007, al inicio de la temporada estival, según anunciaron hoy los negociadores de ambos bandos.

Bruselas y Washington alcanzaron en noviembre de 2005 un acuerdo preliminar que permite a cualquier aerolínea europea volar desde todos los aeropuertos de la UE hasta Estados Unidos. El compromiso incluía también cuestiones de convergencia reguladora, seguridad, competencia, ayudas de Estado o código compartido. Los Veinticinco condicionaron su firma a que la administración norteamericana suavizara la limitación del 25% a la presencia de capital extranjero en sus compañías.

El negociador estadounidense, John Byerly, confirmó hoy que el departamento de Transportes ha prorrogado 60 días más el tiempo de consulta de esta norma en el Congreso, lo que impedirá que se cumpla el plazo inicial de la primavera de este año para concluir su tramitación. Anunció que la norma podría estar lista en agosto, lo que daría tiempo a los ministros de Transporte de los Veinticinco a pronunciarse en su reunión de octubre.

Byerly explicó que la nueva norma mantendrá en todo caso la restricción del 25% pero propondrá un cambio en la "aplicación". "Permitirá a los extranjeros controlar, dirigir e implicarse directamente en la gestión de la parte comercial de una compañía aérea de EEUU, cuestiones como equipos, rutas, tarifas, servicios o publicidad", explicó. La única limitación sería que los norteamericanos mantengan el control de todos los aspectos relacionados con la seguridad, y que los aviones puedan movilizarse para transportar tropas y material en caso de guerra.

El negociador norteamericano dijo que este tipo de liberalización interesa a la mayoría de países de la UE, y citó específicamente los casos de España e Irlanda. A su juicio, el trato es beneficioso incluso para el Reino Unido, que hasta ahora se ha mostrado reticente para mantener la situación dominante de Heathrow, que concentra el 40% de los vuelos transatlánticos.

"No creo que haya mucha gente en el Reino Unido que defienda el actual régimen en Heathrow, que nos parece muy despreciable. No es un buen régimen, no es un régimen liberal. La cuestión es de qué forma podemos deshacernos de esta abominación que ha durado 30 años", dijo Byerly.

Por su parte, el director de aviación de la Comisión Europea, Daniel Calleja, destacó que el acuerdo de noviembre contiene "elementos muy importantes" y "mejoras significativas". Aseguró que la UE "aprecia" los esfuerzos de Washington sobre la cuestión de la propiedad y es consciente de que se trata de un tema "muy sensible".

La UE esperará a ver cómo queda la norma sobre propiedad para examinar si es aceptable, subrayó el negociador comunitario. Tendrá en cuenta tres criterios: que sea clara, eficaz a la hora de dar mayores oportunidades a los inversores europeos, y que garantice la protección jurídica de las inversiones. Calleja no quiso pronunciarse sobre un posible nuevo rechazo al acuerdo de los ministros de Transportes, como ya ocurrió en octubre de 2004.

Las negociaciones entre la UE y EEUU para un acuerdo de cielos abiertos se iniciaron en 2003, a raíz de una sentencia del Tribunal de Justicia que declaraba ilegal la cláusula de nacionalidad de los acuerdos bilaterales que mantienen algunos países con EEUU. Estas cláusulas reservan los beneficios del acuerdo sólo a las compañías nacionales de los países signatarios. Así, una compañía alemana establecida en Francia no está autorizada a operar vuelos que salgan de París a EEUU.

EEUU ha concluido con los Estados miembros un total de 15 acuerdos de 'cielos abiertos' (Francia, Alemania, Países Bajos, Luxemburgo, Bélgica, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Italia, Portugal, Austria, Malta, la República Checa, la República Eslovaca, Polonia); y 5 acuerdos más restrictivos y menos abiertos (el Reino Unido, Irlanda, Grecia, España y Hungría). No tiene acuerdos aéreos con Lituania, Letonia, Estonia, Chipre y Eslovenia.

La creación de un mercado abierto transatlántico tendrá un gran impacto económico y social. Un estudio encargado por la Comisión en 2002 cifró en 5.000 millones de dólares por año los beneficios para los pasajeros.

El acuerdo permitiría volar a 17 millones de pasajeros adicionales al año y supondría un impulso para el empleo a ambas orillas del Atlántico. Finalmente, la abolición de la cláusula de nacionalidad permitirá la consolidación y reestructuración del sector aéreo europeo.

La cuota de mercado combinada de los mercados americano y europeo en la aviación es del 60% del tráfico mundial. En estos momentos, el número de pasajeros transportados entre los dos continentes es de 40 millones.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies