La UE hará hoy un primer análisis de las elecciones serbias y sus consecuencias sobre Kosovo

Actualizado 22/01/2007 10:47:17 CET

Los ministros de Exteriores de los Veintisiete estudiarán la situación en Somalia, Darfur y Oriente Próximo

BRUSELAS, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea harán hoy un primer análisis del resultado de las elecciones celebradas ayer en Serbia, en las que según los primeros resultados el Partido Radical Serbio de Tomislav Nikolic ha sido el más votado, pero cuyo líder ha admitido que no podrá formar gobierno.

A pesar de que los resultados oficiales no se conocerán al menos hasta el jueves 25, la UE estudiará atentamente la tendencia mostrada por los electores y las implicaciones que la nueva dirección política del país pueda tener en las negociaciones sobre el futuro estatus de Kosovo. "Las elecciones son importantes no sólo para el propio país sino para el conjunto de la zona", admitieron fuentes de la presidencia alemana del Consejo.

El Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Javier Solana, expresó esta mañana su deseo de "una rápida formación" del nuevo Gobierno de Serbia resultado de las elecciones de este domingo que esté formado por "fuerzas democráticas que apoyen la opción europea".

"El resultado electoral supone una mayoría clara de las fuerzas democráticas y pro europeas y deseo que haya una formación rápida de un nuevo Gobierno de fuerzas democráticas que apoyen la opción europea", dijo Solana a su llegada al Consejo de la UE. Sobre la jornada electoral, agregó que "el día se desarrolló muy bien, con normalidad, la participación ha sido alta".

Solana analizará este lunes junto a los ministros europeos de Asuntos Exteriores los primeros resultados de los comicios serbios, aunque, según dijo el Alto Representante, no está prevista hasta más adelante ninguna decisión sobre este país.

Los Estados miembros tendrán que decidir sobre la reanudación de las negociaciones de un acuerdo de asociación entre la UE y Serbia y que permanecen congeladas desde mayo del año pasado debido a que Bruselas considera que Belgrado no colabora lo suficiente con el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) en la captura de criminales de guerra.

En alusión a estas negociaciones, el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, afirmó a la llegada a la reunión con sus homólogos que "si tenemos un Gobierno democrático en Serbia, yo creo que la UE también tiene que dar un paso". Sin embargo, puntualizó que "la cooperación con el TPIY debe ser perfecta".

Las elecciones serbias marcarán un momento crucial en el futuro de la región, a la espera de la propuesta del enviado especial de Naciones Unidas para Kosovo, el finlandés Martti Ahtisaari, sobre el estatuto final de la provincia de mayoría albanesa. Ahtisaari hará llegar a las partes su plan en Viena probablemente el día 2 de febrero y luego habrá un proceso de negociación más o menos largo donde cobrará relevancia el interlocutor que la ONU tenga en Belgrado.

El asunto kosovar y su virtual independencia no es menor si se tiene en cuenta que Serbia ha vivido ya la escisión de Montenegro, que el pasado 21 de mayo de 2006 votó a favor de la separación de Serbia. De hecho, para blindarse ante la posibilidad de perder también Kosovo el Parlamento serbio adoptó una nueva Constitución que proclama su soberanía sobre la provincia y descarta su consentimiento para una posible independencia. La Constitución incluye además un preámbulo en el que se refiere a Kosovo como "provincia parte integrante de Serbia".

Una vez que concluyan las negociaciones y el estatus de Kosovo se aclare, la UE asumirá un importante papel en el ámbito de la formación de policías y el diseño de la arquitectura para garantizar una presencia internacional que asuma las funciones de Naciones Unidas cuando el organismo internacional abandone el territorio.

Así, la UE tomará el relevo de la ONU a través de una vertiente más diplomática que se encargará de apoyar a las autoridades locales y otra más centrada en la seguridad; habrá una oficina de la Unión Europea y dos enviados especiales. En total, la misión policial europea podría rondar los 1.000 efectivos.

SOMALIA, DARFUR

La agenda del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores se completa con un repaso a los diferentes conflictos internacionales, entre ellos, Somalia, Darfur o la situación en Oriente Próximo. En el primer caso, la UE pedirá al Gobierno de transición levantar la ley marcial tan pronto como sea posible y hacer un esfuerzo para iniciar un diálogo político que incluya a todos los sectores, también a los islamistas moderados.

Los Veintisiete están dispuestos a colaborar en la financiación de una fuerza de estabilización en el marco de una acción concertada de la comunidad internacional y para ello liberará 15 millones de euros destinados a la Unión Africana para poner en marcha una misión de paz cuando la ONU decida los detalles y el mandato de la misma.

En cuanto a la situación en la provincia sudanesa de Darfur, los ministros expresarán su preocupación por el deterioro de la situación humanitaria que tildarán de "intolerable". El conflicto ha afectado hasta la fecha a cuatro millones de personas, según datos de la Comisión Europea, y los países vecinos, como Chad y la república centroafricana también se están viendo afectados. Según fuentes de la presidencia de turno de la UE, la misión de la Unión Africana en Sudán (AMIS) necesitaría 343 millones de dólares para llevar adelante su trabajo.

Otro asunto habitual en los encuentros de los titulares de Exteriores, el conflicto de Oriente Próximo, será tratado durante el almuerzo y será el alto representante Javier Solana quien exponga el resultado de la gira que ha hecho a la región y que culmina mañana. Hay cierto optimismo ante la posibilidad de que se reúna el llamado Cuarteto --Unión Europea, Rusia, Estados Unidos y Naciones Unidas-- el próximo 2 de febrero en Washington. La UE sigue apoyando los esfuerzos del líder palestino, Mahmud Abbas, para lograr un gobierno de unidad nacional.

LIBIA, PENA DE MUERTE

La cuestión de las enfermeras búlgaras condenadas en Libia a pena de muerte será también debatida en el marco del Consejo pero el asunto se abordará con prudencia y se reaccionará, en palabras de la presidencia alemana, "con mucha circunspección" porque se quiere evitar cerrar la puerta del diálogo con Trípoli. Eso sí, los Veintisiete expresarán su "solidaridad sin fisuras" con Bulgaria.

Por otro lado, y a petición de Italia, se incluirá en la agenda de la reunión la posibilidad de pedir una moratoria universal sobre la pena de muerte. Aunque todos los países miembros comparten exactamente la misma visión sobre la pena de muerte, el consenso no es tal a la hora del método para lograr la moratoria que plantea la delegación italiana.

El Consejo de ministros de Asuntos Exteriores se completa con la información que dará el jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, sobre el método de trabajo para revitalizar la Constitución europea y el esbozo de la denominada Declaración de Berlín que tendrá lugar el 25 de marzo en la capital germana sobre los objetivos y valores de la UE, que dará el pistoletazo de salida para intentar desbloquear el Tratado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies