La UE ve "esencial" el apoyo de la OTAN para entrenar a guardacostas libios y aplicar embargo de armas

Publicado 20/05/2016 9:55:49CET

BRUSELAS, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha defendido que el apoyo de la OTAN a la operación de la UE contra las mafias en el Mediterráneo central puede ser "esencial" cuando ésta pase a asumir nuevas tareas como la formación de los guardacostas libios y contribuir a aplicar el embargo de armas a Libia aprobado por la ONU.

"Cuando avancemos a las tareas adicionales potencialmente en la operación como el entrenamiento de los guardacostas de Libia o el trabajo potencial en la aplicación de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el embargo de armas también necesitaríamos reforzar nuestros medos y capacidades", ha explicado Mogherini, en una rueda de prensa conjunta con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

La jefa de la diplomacia europea ha admitido que "el apoyo y la cooperación con la OTAN en este sentido puede ser esencial" y ha considerado que la OTAN podría apoyar a la UE en el Mediterráneo de "muchas maneras valiosas" en áreas como "la inteligencia, vigilancia, capacidades de reconocimiento, pero también con sistemas de comunicación, logística".

Mogherini ha dicho que la UE y la OTAN han acordado poner "todos los medios que podamos" para contribuir a "la seguridad del Mediterráneo y la seguridad de las vidas que cruzan el Mediterráneo y para desmantelar las redes de traficantes" pero "de forma coordinada" para evitar "solapamientos" y garantizar que se apoya "los esfuerzos ya en marcha".

"Hay mucho que la OTAN y la UE pueden hacer juntos en el Mediterráneo Central", ha incidido la jefa de la diplomacia europea, que se ha mostrado segura de que ambas organizaciones trabajarán "en esta dirección de forma muy práctica" como ya han hecho "de forma muy eficaz en el Egeo".

Se espera que los ministros de Asuntos Exteriores de la UE den luz verde el lunes a que la operación contra las mafias 'Sophia' contribuya a la formación de los guardacostas y la Marina libios en alta mar y a la aplicación del embargo de armas a Libia acordado por el Consejo de Seguridad de la ONU, algo que fue acordado a nivel de embajadores de los Veintiocho ante el Comité de Política y Seguridad de la UE el jueves pasado.

La operación Sophia, que empezó a actuar contra las mafias en octubre en aguas internacionales, a falta de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y el visto bueno del nuevo Gobierno de unidad nacional libio a autorizarle a actuar en sus aguas territoriales, ha detenido ya a cerca de 70 traficantes y ha neutralizado 150 embarcaciones utilizadas por las mafias, además de hacer contribuido a salvar cerca de 14.000 vidas en el Mediterráneo.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN abrieron la puerta este jueves a apoyar a la Unión Europea en sus esfuerzos por atajar el tráfico de personas y la inmigración irregular en el Mediterráneo, aunque no han tomado decisiones sobre ningún apoyo concreto a la operación europea 'Sophia' contra las mafias ni sobre qué tipo de capacidades podría aportar la Alianza Atlántica todavía.

Stoltenberg aclaró este jueves que "es demasiado pronto para especular" sobre el tipo de apoyo concreto a la operación de la UE contra las mafias aunque insistió en que "hay muchas maneras de dar apoyo", ya sea "con barcos, pero también con vigilancia, reconocimiento o diferentes tipos de medios".

Tampoco quiso dar un plazo para que la OTAN comience a prestar un apoyo directo en el Mediterráneo aunque recordó que "en semanas o para la cumbre" de la OTAN la intención es haber concluido la transformación la actual misión antiterrorista en el Mediterráneo Active Endeavour en una misión de seguridad "más amplia", capaz de hacer "diferentes" tareas.

"Todavía estamos trabajando en los detalles pero esto incluiría siete tareas diferentes tales como apoyar el conocimiento de situación, mantener la libertad de navegación, llevar a cabo interceptaciones, apoyar la lucha antiterrorista marítima y contribuir a la consolidación de capacidades", subrayó.

AMENAZAS HÍBRIDAS, CIBERDEFENSA Y ENTRENAR A TERCEROS

De hecho, la OTAN y la UE esperan reforzar en la cumbre de la Alianza Atlántica en Varsovia su cooperación en áreas claves para contrarrestar las amenazas híbridas y cibernéticas, reforzar la seguridad marítima y apoyar a socios terceros a consolidar sus capacidades de defensa, ha explicado Stoltenberg.

La UE y la OTAN están en proceso de elaborar "nuevos manuales" para estrechar su cooperación para hacer frente a amenazas híbridas "en cuestiones clave como el intercambio de información, la preparación civil, ciberseguridad y comunicaciones estratégicas" y también contemplan reforzar los ejercicios conjuntos.

Stoltenberg ha insistido en la necesidad de que la UE y la OTAN coordinen sus capacidades para defender a sus países de las amenazas híbridas, que combinan medios militares y no convencionales, en ciberseguridad, para proteger infraestructuras, el suministro energético y las comunicaciones estratégicas y ha subrayado la importancia de "que aumente" el intercambio de inteligencia entre ambos "teniendo en cuenta la sensibilidades e integridad" de ambas organizaciones, insistiendo en el modelo del acuerdo "práctico" sellado para intercambiar inteligencia entre la OTAN y Frontex en el Egeo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies