La ONU denuncia la falta de fondos económicos para ayudar a las víctimas de las inundaciones en África

Actualizado 05/10/2007 19:48:49 CET

KAMPALA, 5 Oct. (EP/AP) - El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (WFP) denunció hoy que el déficit serio de fondos económicos está dificultando los esfuerzos para ayudar a las víctimas de las inundaciones en África. El mismo día, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, encabezó una marcha por la capital, Kampala, para recaudar dinero para las víctimas de las inundaciones.

La portavoz del WFP Lydia Wamala dijo que el organismo había solicitado en septiembre cerca de 46 millones de euros para ayudar a los desplazados y a aquellos que perdieron sus cosechas en más de 15 naciones africanas, sin embargo no llegó a recibir ni un millón y medio de euros, donados en su mayor parte por el Reino Unido.

El estado intransitable de las carreteras en casi toda Uganda significaba que el WFP tenía que hacer llegar por aire la comida a las zonas afectadas, lo cual es ocho veces más costoso que transportarla por carretera, justificó la portavoz. "Sin financiación, el WFP no puede movilizar esta comida, mucho menos comprarla. El WFP tendrá que saltarse la distribución general de comida de octubre, si no entra nueva financiación", aseguró Wamala.

Los niños pequeños y aquellos que están retornando a sus hogares tras haber sido desplazados por la guerra serían los más perjudicados, dijo Wamala. Cientos o miles de ugandeses están abandonando los campos de refugiados camino a sus hogares después de que el Gobierno diera inicio a las conversaciones de paz con el brutal Ejército de Resistencia del Señor, tras 20 años de guerra. Las inundaciones habrán destruido los cultivos de muchos de los retornados, que pasarán a depender de la ayuda de alimentos.

Por su parte, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, encabezó a cientos de personas en una marcha de tres kilómetros por la capital, Kampala, para recaudar dinero para ayudar a las más de 300.000 personas afectadas por las inundaciones, que han obligado a cortar las comunicaciones de transportes con muchas partes del país desde las fuertes lluvias y extraordinarias lluvias del pasado julio.

"Las mayores víctimas de estas inundaciones han sido los puentes", comunicó Museveni a la multitud reunida. "Tenemos que reparar estos y planear la construcción de otros nuevos. Las segundas víctimas de las inundaciones son las carreteras mismas", añadió el dirigente.

Más de 150.000 ugandeses han sido desplazados de sus casas a refugios temporales o escuelas.La ONU ha dicho que el número de afectados previsiblemente aumentará y que las estimaciones están en curso. "Aún no hemos pasado la fase de ayuda de emergencia. La situación puede ir a peor si asistimos a un brote de enfermedades o si sigue lloviendo", advirtió Kristen Knutson, portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de las Naciones Unidas. Los meteorólogos han previsto que las lluvias continuarán hasta finales de noviembre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies