Rebeldes y Gobierno se reúnen en Kampala para negociar el procesamiento de los líderes del ELS

Actualizado 02/11/2007 19:01:20 CET

KAMPALA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Resistencia del Señor, el principal grupo rebelde ugandés, ha enviado una delegación de paz a Kampala con el objetivo de intentar poner fin a 20 años de enfrentamientos con el Gobierno, que sin embargo se resiste a conceder la inmunidad contra los líderes de las milicias que están siendo acusados por el Tribunal Penal Internacional.

Así, los representantes del ELS han solictado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que prorroguen las citaciones contra los responsables del grupo, entre los que se incluye su líder, Joseph Kony, durante otros doce meses.

"Esperamos que el TPI y su Fiscalía exhiban contención a la hora de emitir su decisión, y que nos permitan desarrollar una alternativa a los mecanismos habituales de la Justicia", declaró el asesor legal del grupo, Ayena Odongo, en declaraciones recogidas por la agencia de información de Naciones Unidas, IRIN.

Por su parte, el principal negociador del Gobierno ugandés en las negociaciones de paz, Ruhakana Rugunda, ha insistido en apoyar las órdenes de arresto contra los dirigentes del grupo rebelde, ya que "todas las impunidades deben ser investigadas". El Gobierno sólo aceptará una revisión de las acusaciones si se firma un acuerdo final que responsabiliza al ELS de las víctmas del conflicto.

La ONG llamada Proyecto Basta contra el Genocidio y las Atrocidades en Masa, ha asegurado que la resolución del conflicto en el norte del país dependerá, en buena medida, "de la forma en la que se resuelva el juicio a Kony".