La ultraderechista Alternativa para Alemania iguala a socialdemócratas en los sondeos

El presidente de AfD Joerg Meuthen
JULIAN STRATENSCHULTE/DPA / JULIAN STRATENSCHULTE
Publicado 08/07/2018 11:59:51CET

BERLÍN, 8 Jul. (DPA/EP) -

La tensa disputa librada en las últimas semanas entre las formaciones que integran el Gobierno de coalición en Berlín a cuenta de la política migratoria ha aupado al partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) a su mejor resultado histórico, que ahora iguala al Partido Socialdemócrata (SPD), según ha arrojado este domingo un sondeo.

De acuerdo con la encuesta del instituto demoscópico Emnid publicada por el dominical alemán 'Bild am Sonntag', de celebrarse elecciones este domingo, AfD conseguiría un apoyo del 17 por ciento de los electores, un tres por ciento más que hace tan solo una semana.

Con este valor récord, la formación de tintes xenófobos y muy crítica con la gestión migratoria de la canciller, Angela Merkel, se sitúa por primera vez a la par de los socialdemócratas, quienes con un 17 por ciento de respaldo de los votantes, cayeron un 2 por ciento.

La subida de AfD coincide también con la pérdida de fuelle en las filas del bloque conservador que comanda Merkel. La Unión, integrada por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su rama bávara Unión Social Cristiana (CSU), se dejaron un dos por ciento en los últimos días coincidiendo con la disputa migratoria abierta en sus filas que a punto estuvo de derribar el Ejecutivo en Berlín.

Con estos resultados, la llamada "gran coalición" integrada por el bloque conservador de Merkel y el SPD y que actualmente gobierna en Alemania, no lograría con un 47 por ciento del apoyo la mayoría en el Parlamento.

Por su parte, el resto de partidos de la oposición mantuvieron el mismo respaldo logrado una semana antes. Los Verdes se situaron en el 12 por ciento, mientras que el Partido Liberal (FDP) y la formación postcomunista La Izquierda marcaron de nuevo un 9 por ciento.

Para elaborar el sondeo, el instituto demoscópico entrevistó a un total de 1.894 personas entre el 28 de junio y el 4 de julio.

El pacto que finalmente enterró la disputa abierta en el seno del Gobierno alemán llegó en la tarde del 5 de julio, después de que dos días antes se llegase a un preacuerdo en el seno del bloque conservador que avanzaba que las aguas volverían a su cauce.

La AfD, que capitalizó el descontento de muchos alemanes hacia la política de puertas abiertas a los refugiados impulsada por Merkel en 2015, ingresó por primera vez en el Parlamento en las pasadas elecciones de septiembre.

Convertida en tercera fuerza política del país y en primer partido de la oposición, continúa creciendo en intención de voto en la potencia europea con su discurso antiinmigración y euroescéptico y sacando rédito de las disputas internas que se originan en el Gobierno.

De acuerdo con una reciente encuesta elaborada en Alemania tras el enfrentamiento entre la CDU y la CSU a cuenta de la política migratoria, un 71 por ciento de los ciudadanos considera que se ha perdido el decoro en la política. Solo un 23 por ciento no comparte esta opinión.

Contador