La UNESCO condena la destrucción del Arco del Triunfo de Palmira por parte del Estado Islámico

Ruinas de la ciudad de Palmira
GUSTAU NACARINO / REUTERS
Actualizado 06/10/2015 3:19:32 CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, ha condenado este lunes la destrucción del Arco del Triunfo de la localidad de Palmira por parte del grupo yihadista Estado Islámico.

"Esta nueva destrucción demuestra el miedo que la historia y la cultura causan en los extremistas, porque el entendimiento del pasado socava y deslegitima los pretextos que esgrimen para justificar esos crímenes y demuestra que son una expresión de odio puro e ignorancia", ha dicho.

Así, ha argumentado que Palmira "encarna todo lo que los extremistas aborrecen: la diversidad cultural, el diálogo intelectual, y el encuentro de diferentes pueblos en este otrora centro de paso del comercio entre Europa y Asia".

"A pesar de estos crímenes implacables, los extremistas no lograrán borrar la historia ni silenciar la memoria de este sitio que representa la unidad y la identidad del pueblo sirio", ha agregado Bokova.

"Cada nueva destrucción debe empujarnos a compartir el conocimiento de la importancia de este patrimonio en museos, escuelas y los medios de comunicación. Esto es parte importante para proteger la ciudad y en la lucha global contra la limpieza cultural en Oriente Próximo", ha valorado.

Por otra parte, Bokova ha recalcado que "no habrá impunidad para los criminales de guerra", afirmando que la UNESCO "hará todos los esfuerzos posibles, cooperando con el Tribunal Penal Internacional (TPI), para garantizar que los responsables son juzgados y castigados".

El Arco del Triunfo, construido por Septimus Severus entre el años 193 y el 211 después de Cristo, estaba considerado como una obra maestra de la arquitectura civil y de la planificación urbanística.

La construcción, que contaba con ornamentaciones florales, marcaba el cruce entre una columnata de más de un kilómetro de largo y el Templo de Bel, destruido también este año por la formación yihadista.

El jefe de Antigüedades de Siria, Maamun Abdulkarim, detalló el domingo que el Arco del Triunfo fue destruido con explosivos, agregando que "ahora hay una destrucción sin sentido". "Sus actos de venganza ya no están motivados ideológicamente, porque están destruyendo edificios que no tienen un significado religioso", afirmó.

Palmira era uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo, según la UNESCO, que la describió como un punto de encuentro de múltiples civilizaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies