UNICEF alerta de que ya no quedan hospitales en el este de Alepo por los bombardeos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

UNICEF alerta de que ya no quedan hospitales en el este de Alepo por los bombardeos

Hospital bombardeado en Alepo (Siria)
REUTERS
Publicado 21/11/2016 19:07:55CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado este lunes de que ya no quedan más hospitales en funcionamiento en el este de Alepo --donde más de 100.000 niños se encuentran atrapados-- a causa de los últimos bombardeos y ha exigido a los bandos implicados que detengan los ataques aéreos contra hospitales y colegios.

El director general de UNICEF en Oriente Próximo y Norte de África, Geert Cappelaere, ha denunciado la terrible situación que viven los niños en Alepo. "Ha sido una semana horrible para los niños de Siria, viviendo y muriendo bajo el incesante bombardeo de colegios, hogares y hospitales", ha señalado. En los últimos días, varios hospitales en el este de la ciudad siria de Alepo y en Idlib han sido blanco de la artillería, dejando al este de Alepo sin ningún tipo de infraestructuras médicas.

Al menos quince niños han muerto en Alepo durante las últimas 24 horas a consecuencia del intercambio de bombardeos entre rebeldes y fuerzas del Gobierno sirio en la asediada ciudad, que han dejado un total de víctimas mortales por encima del medio centenar, según ha informado la red de activistas Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Este fin de semana se han hecho virales una serie de vídeos que muestran cómo varios niños recibían tratamiento por asfixia por un ataque con gas en un hospital en Alepo, el centro médico de Al-Bayan, que era el último hospital pediátrico del este de la ciudad. En el vídeo, que recogía el testimonio de un niño de unos 10 años tras sufrir el ataque con gas, se puede ver cómo momentos después el hospital es bombardeado. Las madres, aterrorizadas, se llevaban a sus hijos al sótano para ponerlos a salvo, mientras decenas de bebés enfermos eran sacados de incubadoras para poder evacuarles del centro médico.

"Ya no hay más hospitales en funcionamiento en el este de Alepo, donde más de 100.000 niños están atrapados bajo el asedio e intensos bombardeos, con un cada vez más escaso acceso a alimento y medicinas", ha continuado Cappelaere. "Necesitan hospitales para seguir vivos. Los niños no deberían morir en los hospitales por culpa de las bombas y tampoco deberían morir en los colegios", ha denunciado.

En la zona este de Alepo, donde se están concentrado los bombardeos y los combates en los últimos días han sido atacados dos colegios, causando la muerte de al menos ocho niños y decenas de heridos. En el colegio de primaria de Al Qarma, cerca de Damasco, una niña ha muerto y al menos otros 15 menores han resultado heridos cuando el edificio recibió un impacto directo. Los niños, de 10 años, estaban en clase de matemáticas. En Idlib, dos colegios han sido atacados y tres niños han resultado heridos.

En 2016, Naciones Unidas ha registrado más de 84 ataques a colegios por toda Siria, que han dejado al menos 69 muertos y centenares de heridos, todos ellos menores. Cappelaere ha instado a las partes implicadas en el conflicto a que pongan fin al bombardeo de colegios, hospitales y de más infraestructuras civiles, ya que ha denunciado que son "acciones que van en contra del Derecho Internacional y podrían constituir crímenes de guerra".

"Nos quedan pocas palabras que puedan expresar nuestra indignación. Nos preguntamos si a todos aquellos que son responsables les quedan palabras para justificar estos ataques a los niños", ha concluido el director general de UNICEF para Oriente Próximo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies