UNICEF denuncia que miles de niños siguen necesitando ayuda en el Caribe tras el paso de 'Irma' y 'María'

Zona inundada por el huracán 'Irma' en Haití
REUTERS / ANDRES MARTINEZ CASARES
Publicado 13/12/2017 14:44:47CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha denunciado este miércoles que miles de niños siguen necesitando ayuda en toda la región del Caribe tres meses después del paso de los huracanes 'Irma' y 'María'.

'Irma', el huracán más poderoso jamás registrado en el Océano Atlántico, causó graves daños en las islas del Caribe Oriental, Haití y Cuba. Días después, el huracán 'María' causó daños adicionales en toda la zona. Ambos huracanes dejaron, según estimaciones de UNICEF, 350.000 niños y niñas afectados y con necesidad de recibir asistencia humanitaria.

"Incluso antes de que llegaran los huracanes, UNICEF estaba sobre el terreno trabajando con los gobiernos y los aliados locales para preparar a las comunidades y tener suministros humanitarios preparados en las áreas de mayor riesgo", ha explicado la directora regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval.

"La ayuda humanitaria fue esencial para salvar vidas durante la respuesta inmediata, cuando el acceso a agua potable, refugio y servicios sociales era escaso", ha añadido.

UNICEF ha contado que proporcionó ayuda humanitaria inmediata a las poblaciones afectadas y ha trabajado, en colaboración con los gobiernos y organizaciones aliadas, para garantizar la recuperación a más largo plazo.

"Tres meses después, UNICEF sigue trabajando en estos países y territorios en programas para apoyar a niños, niñas y familias en la reconstrucción de sus vidas y para que puedan recuperar la normalidad", ha indicado Perceval.

UNICEF ha subrayado que los desafíos "continúan" y muchas de las familias más vulnerables "siguen sintiendo los efectos de los huracanes". En Dominica, más del 35 por ciento de los niños y niñas, especialmente los que viven en albergues, aún no se han inscrito en actividades educativas. En Antigua y Barbuda, muchos niños y familias permanecen en refugios y no pueden regresar a sus hogares.

"Si bien la vida está volviendo a la normalidad para muchos, los niños, niñas y las familias que han vivido estas tormentas necesitarán un apoyo comprometido y sostenido para que sus hogares, comunidades y vidas vuelvan a la normalidad", ha advertido la responsable regional de UNICEF.

Tras detallar los proyectos y acciones que ha completado en los países de la región para ayudar a los afectados por el paso de los dos huracanes, UNICEF ha hecho hincapié en que la financiación "sigue siendo crucial para apoyar y salvar la vida de los niños, las niñas y las comunidades vulnerables, especialmente en el Caribe oriental, Haití y Cuba".

Para cubrir las necesidades humanitarias de los niños de la región, la agencia de Naciones Unidas ha explicado que necesita 9,3 millones de dólares (unos 7,9 millones de euros).