UNICEF dice que más de mil niños residen en refugios subterráneos a causa de los combates en Donetsk

Publicado 28/01/2015 3:45:15CET

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha afirmado este martes que más de mil niños y sus familias se han visto obligados a protegerse en refugios antiaéreos subterráneos a consecuencia de los últimos combates en la localidad ucraniana de Donetsk (este).

"Los niños de las zonas afectadas han sufrido grandes niveles de estrés debido al continuo conflicto", ha dicho Giovanna Barberis, representante de UNICEF en el país europeo.

"Los más vulnerables son aquellos que se han visto obligados a refugiarse en sótanos insalubres, fríos y llenos de gente, además de en refugios antiaéreos, los niños que viven en la calle y aquellos que proceden de familias pobres o cuyos hogares se han visto gravemente dañados", ha agregado.

La agencia internacional ha destacado que, desde septiembre, miles de personas "han pasado la mayoría de sus días y todas sus noches en al menos doce refugios con acceso limitado o sin acceso a agua, higiene, saneamiento o comida".

"UNICEF recuerda a todas las partes del conflicto en Ucrania que mantengan a los niños alejados de situaciones de riesgo. Además, instamos a la comunidad internacional a actuar para proporcionar a los miles de niños afectados la asistencia básica que necesitan", ha manifestado Barberis.

El organismo ha afirmado haber proporcionado kits de higiene a más de 1.100 niños y adultos que viven en refugios y sótanos, al tiempo que ha asegurado que comenzará a proporcionar ropa de invierno a al menos 10.000 niños vulnerables en zonas de conflicto.

Asimismo, ha cifrado en 1,2 millones el número de niños afectados por el conflicto, alertando del riesgo grave para la salud infantil debido a que más de 1,5 millones de menores de cinco años de edad no han sido vacunados contra la poliomelitis.

UNICEF pidió en diciembre de 2014 una ayuda adicional de 32,4 millones de dólares (unos 28,6 millones de euros) para incrementar sus respuesta humanitaria y para atender las necesidades urgentes de niños y familias en las zonas afectadas por conflictos en Ucrania. Hasta ahora, la agencia ha recibido 10,16 millones de dólares (cerca de nueve millones de euros).