Las Unidades de Protección Popular kurdas matan y hieren al menos a 56 militares turcos y sirios en Afrin

Combatientes kurdos de las FDS en Raqqa
REUTERS / GORAN TOMASEVIC - Archivo
Actualizado 02/03/2018 12:02:09 CET

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las Unidades de Protección Popular (YPG) y las Unidades Femeninas de Protección (YPJ) han matado y herido a alrededor de 56 militares turcos y combatientes sirios aliados de Ankara, según la agencia de noticias kurda Rudaw.

Estos ataques se han producido "en respuesta a los ataques" perpetrados por estos ejércitos en el norte de Siria, según Abdulkarim Omar, el representante para Asuntos Extranjeros para el cantón de Rojava, que forma parte de la Federación Democrática del Norte de Siria, de facto autónoma.

Omar ha destacado que las fuerzas kurdas también han producido daños en un helicóptero Cobra. Solo este jueves, ocho militares turcos han muerto y otros 13 han resultado heridos en las operaciones en la región de Afrín, según la agencia de noticias turca Anadolu.

Tres de los militares turcos caídos eran parte de un equipo de fuerzas especiales que ha sido enviado recientemente a la zona, según la agencia de noticias prokurda ANHA. Varios miembros de los grupos sirios leales a Turquía también murieron en dos combates en Rajo, Afrín, según ANHA. Las YPG han defendido que destruyeron este jueves al menos dos vehículos militares turcos en esa zona.

Durante la noche del jueves, al menos 17 personas perdieron la vida en una aldea al norte de Afrín, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. De ellos, 14 eran parte de las fuerzas leales al presidente de Siria, Bashar al Assad, y tres de las YPG, según el observatorio.

Las fuerzas kurdas han pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que tome medidas para conseguir que se aplique el alto al fuego humanitario, según la agencia de noticias kurda Rudaw.

Las fuerzas leales a Al Assad entraron en Afrín la semana pasada y se han extendido a lo largo de las fronteras del cantón para protegerlo. Allí, los soldados sirios actúan junto a los turcos, desplegados desde el 20 de enero, día en el que el Gobierno turco lanzó la 'Operación Rama de Olivo' con el objetivo declarado de echar a los terroristas de la frontera siria.

La intervención turca ha suscitado las críticas de la coalición internacional que lidera Estados Unidos porque se dirige también contra las milicias kurdas. Estas fueron fundamentales para derrotar a Estado Islámico, si bien Turquía las equipara con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización terrorista contra la que lleva décadas luchando en el sureste del país.