La Universidad Estatal de Michigan considera despedir a un decano del centro en el marco del caso de Larry Nassar

Contador
Larry Nassar
REUTERS / BRENDAN MCDERMID
Publicado 10/02/2018 2:16:54CET

WASHINGTON, 10 Feb. (Reuters/EP) -

La Universidad Estatal de Michigan está considerando despedir a William Strampel, decano del centro que se encuentra de baja médica desde diciembre, en el marco del escándalo de abusos sexuales en torno al médico deportivo Larry Nassar, que ha habría abusado de más de un centenar de gimnastas.

El rector interino John Engler --que accedió al cargo tras la dimisión de Lou Anna Simon el pasado 25 de enero-- ha indicado en un memorándum que solicitará a una comisión que destituya a Strampel, que supervisaba el centro cuando Nassar trabajaba como médico deportivo.

Nassar, que durante décadas abusó de cientos de niñas y mujeres aprovechándose de su trabajo, ha sido sentenciado a una pena de cárcel de entre 40 y 125 años por los delitos cometidos sobre tres de las víctimas, lo que se suma a las otras dos condenas ya dictadas.

La universidad ha sido duramente criticada por su gestión de las quejas presentadas contra Nassar durante años. Según el memorándum del centro, Strampel no se comunicó lo suficiente con el personal de la universidad en relación con el caso de Nassar ni ejerció la presión necesaria para que se pusieran en marcha medidas que podrían haber evitado los abusos en cuestión (como contar con la presencia de terceras personas durante los exámenes médicos).

No obstante, un gran número de víctimas ha asegurado que los abusos se cometieron incluso cuando había más personas en la habitación.

"William Strampel no actuó con la profesionalidad que se le requería, especialmente en una situación relacionada con la seguridad de los estudiantes y pacientes", ha aseverado Engler, que ha señalado que la universidad no cubrirá los gastos legales de Strampel en relación con el caso.

Asimismo, ha expresado que "sinceramente espera que las víctimas de Nassar vean en la decisión de la universidad un claro gesto de que las cosas están cambiando significativamente en el centro".

Nassar había sido condenado inicialmente a 60 años de prisión por posesión de pornografía infantil y en enero recibió una pena de entre 40 y 175 años por abusar de siete jóvenes.