La UNMISS condena la muerte de un civil en un ataque contra una de sus instalaciones

 

La UNMISS condena la muerte de un civil en un ataque contra una de sus instalaciones

Publicado 08/07/2015 3:07:07CET

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) ha condenado este martes la muerte de un civil en el ataque ejecutado la semana pasada contra una base de protección de civiles en la localidad sursudanesa de Malakal, ubicada en el estado de Alto Nilo.

"Cualquier ataque contra una instalación de protección de civiles constituye un ataque directo contra Naciones Unidas y es un crimen de guerra", ha señalado la misión en un comunicado.

Alrededor de 730.000 sursudaneses han huido a países vecinos y cerca de 1,5 millones se encuentran desplazadas en el país a causa del conflicto que estalló a mediados de diciembre de 2013 por las diferencias entre el presidente, Salva Kiir, y el exvicepresidente Riek Machar.

Machar ha manifestado este mismo martes en una entrevista a la cadena de televisión Al Yazira su deseo de llegar a un acuerdo de reparto del poder, recalcando que tanto esto como la instauración de un sistema federal son condiciones necesarias para lograr la paz.

El líder rebelde ha asegurado que el inicio de la guerra civil no se produjo por ambición personal sino por "diferencias" con el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (MLPS), formación política a la que pertenecen tanto Machar como Kiir, después de solicitar reformas en el partido y en el Gobierno.

Preguntado por uno de los principales obstáculos en las negociaciones, el estatus que ocuparían las Fuerzas Armadas de ambos bandos, Machar ha aclarado que los rebeldes "no quieren dos ejércitos" separados, sino que la reunificación de ambos "llevaría tres años".

El Gobierno, por su parte, ha insistido a lo largo de las conversaciones de paz --lideradas por el diplomático etíope Seyum Mesfin-- en que aprobaría un plan de seis meses como máximo. Mesfin, por su parte, ha propuesto un periodo de 18 meses para la integración.

Cuatro años después de la independencia de Sudán del Sur, el país más joven del mundo continúa atrapado en el conflicto. Tras su independencia de Sudán en julio de 2011, el nuevo país firmó un acuerdo de paz para acabar con la guerra civil de mayor duración de África.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies