UNRWA advierte de que Gaza es "una bomba de relojería" un año después del conflicto

 

UNRWA advierte de que Gaza es "una bomba de relojería" un año después del conflicto

Una mujer palestina entre las ruinjas por uno de los ataques israelíes en Gaza
MOHAMMED SALEM / REUTERS
Publicado 08/07/2015 18:19:32CET

Su titular reclam el fin del bloqueo y la rendición de cuentas

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un año después del "devastador conflicto" de Gaza que se cobró más de 1.500 vidas de civiles palestinos, entre ellos 551 niños, las causas del conflicto permanecen sin resolverse, según ha denunciado en un comunicado el comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA), Pierre Krähenbühl.

"La desesperación, la miseria y la negación de la dignidad como consecuencia de la guerra del año pasado y del bloqueo son un hecho en la vida de la gente en Gaza", ha lamentado el suizo.

La inmensa mayoría de niños vive con los traumas sufridos durante la guerra y más de 1.000 quedarán con discapacidades de por vida. Para Krähenbühl esto debería ser un recordatorio de que los conflictos se miden ante todo por el costo humano que infligen.

Tras 315 días desde el alto el fuego, ni una sola casa de las 12.000 totalmente derruidas, ha sido reconstruida. Esto deja a unas 120.000 refugiados de Palestina sin hogar. Esta situación, a la que hay que añadir los altos niveles de desempleo y la falta de perspectivas para los jóvenes de Gaza, representa, según el comisionado general "una bomba de relojería para la región".

El responsable de esta agencia de la ONU ha llamado a una acción política decidida en una serie de frentes para lograr el necesario cambio en la Franja, comenzando con un levantamiento del bloqueo que garantice los derechos y la seguridad de todos. Esto permitirá el aumento de las exportaciones de Gaza para estimular la recuperación económica y la libre circulación de civiles. Ha asegurado que a pesar de que se han tomado algunas medidas en las últimas semanas, están muy lejos de ser suficientes.

RENDICIÓN DE CUENTAS

También considera necesario que haya rendición de cuentas por violaciones del Derecho Internacional en el conflicto de 2014. "Las investigaciones deben ser llevadas a cabo de conformidad con las normas internacionales. Las víctimas de estas violaciones deben ser rápida y adecuadamente compensadas", ha dicho Krähenbühl .

"En un cada vez más inestable Oriente Próximo, descuidar las necesidades y derechos de la población de Gaza es un riesgo que el mundo no debería estar tomando", ha sentenciado.

La ofensiva militar sobre la Franja de Gaza se llevó a cabo entre el 7 de julio y el 26 de agosto de 2014. Duró 50 días y vio morir a 2.262 palestinos, 1.500 de ellos civiles, y a 71 israelíes, 66 de ellos soldados y un niño. De los más de 11.000 heridos en Gaza, 1.000 son niños que quedarán con una discapacidad permanente.

En el apogeo del conflicto más de medio millón de desplazados huyeron de los ataques, casi 300.000 de los cuales se refugiaron en 90 escuelas de la UNRWA, seis veces el número registrado durante el conflicto de 2008/9. La destrucción de la propiedad fue masiva. Esta organización estima que cerca de 140.000 casas fueron dañadas o totalmente destruidas y que el actual ritmo de reconstrucción debe ser acelerado si Gaza quiere ser reconstruida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies