UNRWA cierra sus escuelas, clínicas y centros en Gaza por la huelga contra el recorte de fondos de EEUU

Empleados de la UNRWA en huelga en Gaza
REUTERS / MOHAMMED SALEM
Publicado 29/01/2018 13:58:11CET

GAZA, 29 Ene. (Reuters/EP) -

Escuelas, clínicas y centros de distribución de alimentos de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) han cerrado este lunes sus puertas por la huelga de un día que mantienen los cerca 13.000 empleados de esta agencia en protesta por el recorte de financiación por parte de Estados Unidos.

Los empleados palestinos han mostrado su malestar por la decisión del Gobierno de Estados Unidos de recortar su contribución anual para el funcionamiento de la UNRWA, que gestiona 278 escuelas en Gaza con cerca de 300.000 estudiantes.

La UNRWA está financiada principalmente por contribuciones voluntarias de los Estados miembro de la ONU, con Estados Unidos como el principal donante. El Ejecutivo estadounidense anunció el 16 de enero que congela 65 millones de dólares de contribución, la mitad de lo que tenía previsto aportar en 2018, y reclamó a la agencia de Naciones Unidas que realizara algunos cambios, sin llegar a concretarlos.

Los empleados palestinos que han ido este lunes a la huelga han advertido de que el recorte de fondos de Estados Unidos solo va a empeorar la situación en la Franja de Gaza y han marchado hacia la oficina principal de la ONU en la ciudad palestina haciendo ondear banderas palestinas y con pancartas en las que se puede leer "La digniddad no tiene precio".

"Tengo una familia de nueve personas y nunca he temido por mi trabajo como hoy. Los recortes de la ayuda de Estados Unidos van a afectar a toda la comunidad", ha asegurado el profesor palestino Ahmed Abu Suleiman, de 59 años de edad.

El portavoz de UNRWA, Abu Hasna, ha dicho que la agencia, que ha hecho un llamamiento internacional para conseguir más fondos, tiene dinero suficiente para tres meses más de operaciones. "Entendemos el miedo y la preocupación de los empleados por sus trabajos y por los posibles cortes en los servicios", ha señalado.

Más de la mitad de los dos millones de personas que viven en la Franja de Gaza dependen de la ayuda de la UNRWA y de otras agencias humanitarias. El desempleo en la región costera palestina se sitúa en el 46 por ciento.

La huelga llega en un momento en que las autoridades palestinas siguen contrariadas por la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital israelí. En su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos la semana pasada, Trump criticó a los líderes palestinos por negarse a reunirse con el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, durante su viaje a la región y sugirió que ese comportamiento servía para justificar el recorte de ayuda humanitaria a los palestinos.

"Nos faltaron al respeto hace una semana al no permitir a nuestro gran vicepresidente verles y nosotros les damos cientos de miles de millones de dólares en ayuda y apoyo, unas cifras tremendas, números que nadie entiende. Ese dinero está sobre la mesa y ese dinero no va a ir para ellos salvo que se siente y negocien la paz", subrayó Trump.

La UNRWA fue creada por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1949 después de que cientos de miles de palestinos huyeran o fueran expulsados de sus hogares en la guerra de 1948, que llegó tras la creación del Estado de Israel.