Uruguay y Venezuela quieren ampliar su colaboración más allá del sector petrolero

Actualizado 31/08/2007 9:01:51 CET

CARACAS, 31 Ago. (EP/AP) -

El Gobierno de Uruguay está dispuesto a ampliar los convenios de cooperación con Venezuela en ámbitos distintos al del petróleo, según afirmó ayer el ministro de Asuntos Exteriores uruguayo, Reinaldo Gargano. Entre los proyectos figura la instalación en Venezuela de una fábrica de insulina, pero no ofreció más detalles al respecto.

El alto funcionario indicó que Uruguay está comprando a Venezuela "casi 1.000 millones de dólares" (731,8 millones de euros) al año en petróleo, lo que representa una "quinta parte" de las compras externas anuales que realiza el país sudamericano, que se sitúa en torno a los 5.000 millones de dólares (3.658 millones de euros).

Gargano encabeza una delegación uruguaya que inició el jueves una visita de dos días a Caracas para evaluar los convenios que mantienen ambos países.

Al ser consultado sobre los comentarios que realizó el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, respecto a la reforma constitucional que está promoviendo el presidente venezolano, Hugo Chávez, Gargano dijo que "cada pueblo debe buscar a través de los mecanismos democráticos darse la forma de estructura constitucional".

"Hay un gran pataleo en Ecuador en torno al tema de la reforma constitucional. En Bolivia también hay una Constituyente funcionando. No hay que tener temor, si están funcionando los mecanismos democráticos hay que celebrar que la gente participe y discuta y que en última instancia vote", añadió.

Insulza declaró el miércoles a un canal chileno que era "partidario de la limitación de poder y no de la ampliación de poder", pero sostuvo que no iba a descalificar la reforma constitucional impulsada por Chávez, que prevé la reelección presidencial continua y la extensión del mandato de seis a siete años.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que representantes de ambos países instauraron ayer una comisión mixta que se encargará de "evaluar y darle un empuje especial al proceso de unión" entre Venezuela y Uruguay.

Maduro manifestó que el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, y Chávez tienen "una voluntad de acero, una confianza especial, una relación a prueba de intrigas y de campañas malintencionadas que se derrumbarán por la fuerza de los proyectos concretos".