Una vacuna experimental contra el ébola protege a monos durante diez meses

Actualizado 05/07/2015 14:42:38 CET

NUEVA YORK, 8 Sep. (Reuters/EP) -

Una vacuna experimental contra el ébola, similar a la que está siendo desarrollada por GlaxoSmithKline (GSK), ha sido eficaz durante al menos cinco semanas en monos de laboratorio y ha logrado extender su protección a diez meses con la ayuda de un fármaco adicional, según un estudio publicado este domingo.

Los resultados ofrecen una primera señal sobre cuál de las vacunas contra el ébola en actual desarrollo será eficaz y de qué forma. Johnson & Johnson (J&J) y NewLink Genetics también están entre las firmas que han acelerado sus esfuerzos para proveer vacunas y tratamientos contra el peor brote de ébola del que se tiene registro y que apareció en Africa Occidental, donde ha causado la muerte de más de 2.000 personas.

Los resultados del nuevo estudio sugieren, por ejemplo, que la vacuna de GSK, que ahora está siendo probada en voluntarios, protegerá contra una infección de ébola en el corto plazo pero podría ser reforzada para ser eficiente a largo plazo.

El estudio, publicado por la revista Nature Medicine, es el primero en indicar que un régimen de vacunas produce "una inmunidad perdurable" contra el ébola, al haber protegido a los cuatro monos en un experimento durante diez meses.

La vacuna emplea un adenovirus de chimpancé, vinculado a una versión humana que causa infecciones del tracto respiratorio superior, al cual los científicos agregaron un gen del ébola. El adenovirus infecta a las células de un animal vacunado, causando que tome el gen y produzca proteínas del ébola. Eso prepara al sistema inmune para que ataque las proteínas del virus cuando ocurre el contagio.

La vacuna en el estudio anunciado el domingo es similar a los fármacos que están siendo desarrollados por GSK, que inició los experimentos en humanos el pasado martes, y por J&J, que tiene planes de empezar las pruebas a comienzos del 2015.

Otra vacuna experimental contra el ébola usa un sistema diferente, un patógeno de ganado llamado virus de estomatitis vesicular (VSV por sus siglas en inglés). Una versión desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá y NewLink Genetics tiene previsto empezar las pruebas en humanos voluntarios este otoño.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies