Van Rompuy dice que hasta que el Congreso de EEUU se pronuncie no se puede tomar "ninguna iniciativa"

Actualizado 17/12/2013 20:59:25 CET

BRUSELAS, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha dejado claro que hasta que el Congreso de Estados Unidos no se pronuncie sobre la posibilidad de lanzar un ataque contra Siria no se puede promover "ninguna iniciativa".

"Tenemos que esperar a ver lo que decida el Congreso estadounidense. Esto es una cuestión abierta hoy y mientras no tengamos una respuesta no podemos tomar ninguna iniciativa", ha manifestado Van Rompuy desde San Petersburgo, en los márgenes de la cumbre del G-20.

"Pero enfatizamos colectivamente la importancia también del proceso de la ONU y por eso estamos pidiendo urgentemente que los inspectores de la ONU presenten un informe preliminar lo antes posible. Esta clarificación puede ser muy útil para los próximos días y semanas", ha defendido el exprimer ministro belga.

Van Rompuy ha asegurado además que la UE y los jefes de Estado y de Gobierno de los cinco países presentes en el G-20 --Alemania, Italia, Reino Unido, Francia y España-- han coordinado sus posiciones sobre Siria.

"Hemos coordinados nuestras posiciones aquí en San Petersburgo. Los cinco países de la UE presentes", ha explicado Van Rompuy, sin entrar en detalles aunque ha remitido a la posibilidad de que los ministros de Exteriores de la UE reunidos en Vilna este viernes y sábado "lancen una declaración tras su reunión" sobre Siria.

Van Rompuy también ha avanzado que la UE aumentará su apoyo para los refugiados si estos siguen aumentando tras admitir "la tragedia humanitaria" sobre el terreno tras participar en una reunión de los países donantes convocada por el primer ministro británico, David Cameron, en los márgenes del G-20 y en la que ha participado "ocho o nueve países", entre ellos del Golfo.

El dirigente europeo ha advertido de que los dos millones de refugiados sirios pueden llegar a cerca de tres millones a finales de año si "no cambia nada". "Haremos más si hay más refugiados", ha prometido el belga, tras recordar que la UE y los Estados miembros son los primeros donantes a Siria con 1.500 millones de euros comprometidos desde el inicio de la crisis.