Van Rompuy pide propuestas a la Comisión para suspender sanciones a Rusia en función de evolución

Actualizado 05/07/2015 7:22:47 CET

BRUSELAS, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha confirmado que las nuevas sanciones contra Rusia "entrarán en vigor el viernes" pero ha recordado que estas son reversibles en función de la evolución sobre el terreno y por ello ha pedido a la Comisión Europea y al Servicio Europeo de Acción Exterior que presenten propuestas para "enmendar, suspender o revocar el paquete de sanciones en vigor, en su conjunto o parcialmente".

"Siempre hemos subrayado la reversibilidad y la progresividad de nuestras medidas restrictivas", ha explicado no obstante en un comunicado, en el que también confirma que los Veintiocho llevarán a cabo "una revisión completa de la aplicación del plan de paz en base a una evaluación que realizará el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE)" a nivel de embajadores "antes del final de mes".

"A la luz de la revisión y si la situación sobre el terreno lo requiere, la Comisión y el SEAE están invitados a presentar propuestas para enmendar, suspender o revocar el paquete de sanciones en vigor, en su conjunto o parcialmente", ha explicado en la nota.

"Se espera que el Consejo considerará estas propuestas de forma urgente con vistas a adoptar acciones, si resulta apropiado", ha concluido.

Los Veintiocho han acordado a nivel de embajadores este jueves que el nuevo paquete de sanciones pactado contra Rusia entre en vigor este viernes y revisar la situación antes de final de mes.

Aunque aprobaron formalmente el nuevo paquete el lunes pasado, acordaron retrasar unos días su aplicación para evaluar el cumplimiento del alto el fuego y el plan de paz sobre el terreno, algo que reclamaron Finlandia, pero también Austria, Suecia, Chipre, Alemania y Eslovaquia, según fuentes diplomáticas.

Finlandia, Eslovaquia, República Checa y Chipre se han mantenido entre los países más reacios a aplicar las nuevas sanciones pactadas, mientras que Reino Unido, Alemania y Polonia, con el apoyo de Lituania, Estonia y Suecia, han defendido avanzar en las sanciones, según varias fuentes diplomáticas consultadas.

Otros países como España han mostrado "dudas" por el posible impacto de las nuevas sanciones en la consolidación del alto el fuego en el este de Ucrania, que se pactó el viernes pasado, han explicado otras fuentes diplomáticas.

El nuevo paquete contempla restringir la financiación en los mercados de capitales europeos a las compañías de defensa y energía estatales o cuyos ingresos procedan en un 50% al menos de la venta de crudo o productos petroleros, incluidas Rosneft, Transneft y Gazprom Neft, y congelar los activos financieros y prohibir la entrada a la UE de otros 24 dirigentes rusos, incluidos oligarcas, y dirigentes de Crimea y Donbás.