Varios grupos de DDHH filipinos exigen a Apple que retire juegos sobre la guerra contra la droga de Duterte

Iconos de Facebook y WhatsApp en un móvil
REUTERS / PHIL NOBLE
Publicado 13/10/2017 13:20:47CET

MANILA, 13 Oct. (Reuters/EP) -

Un grupo de varias organizaciones de sociedad civil filipina han exigido a la compañía tecnológica Apple que retire de su tienda de aplicaciones los juegos que promuevan la violencia relacionada con la guerra contra las drogas en Filipinas.

El grupo ha señalado varias aplicaciones, en su mayoría juegos, en los que aparecen personajes basados en el presidente filipino, Rodrigo Duterte y el jefe nacional de Policía, Ronaldo "Bato" de la Rosa, al que numerosos grupos de Derechos Humanos acusan de contratar a mercenarios para matar a drogadictos.

"Estos juegos valoran y normalizan la tiranía emergente de la presidencia de Duterte y su completo menosprecio por los Derechos Humanos", ha denunciado la Red Asiática de Consumidores de Drogas (ANPUD, por sus siglas en inglés), en una carta abierta dirigida al consejero delegado de Apple, Tim Cook.

El grupo ha añadido un listado de 131 organizaciones de la sociedad civil de numerosos países que muestran su apoyo a la queja presentada a Apple. En la misiva, urgen al gigante tecnológico a que emita una disculpa pública por proporcionar una plataforma a un "contenido insensible".

Miles de filipinos han perdido la vida como consecuencia de la guerra contra la droga de Duterte, una campaña policial que ha despertado alerta a nivel internacional. Varios grupos de Derechos Humanos han denunciado que las autoridades están llevando a cabo ejecuciones extrajudiciales, algo que la Policía ha negado de forma tajante.

La ANPUD ha criticado que juegos como "Luchando contra el Crimen 2", "Duterte, maestro del kung-fu" o "Duterte vs. Zombies" pueden parecer "inofensivos t divertidos" pero que son ofensivos y faltos de gusto debido a la realidad que se vive en Filipinas, donde más de 3.000 personas han perdido la vida en operaciones policiales.

Ben Joseph Banta, cofundador de Ranida Games, uno de los desarrolladores de los juegos, ha dicho que la aplicación pretendía "luchar contra el uso de las drogas" a través de anuncios contra el consumo de estupefacientes.

"El objetivo de nuestro juego no es promover la violencia", ha asegurado Banta. "Entendemos a los grupos de Derechos Humanos y estamos más que dispuestos a cambiar nuestro juego para acabar con el estigma de que estamos promoviendo la violencia", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies