La Policía descarta el móvil terrorista en el ataque con hacha de Dusseldorf

Estación de trenes de Dusseldorf
REUTERS STAFF / REUTERS

Actualizado 10/03/2017 13:10:19 CET

El agresor, de origen kosovar y con problemas mentales, dejó un total de nueve heridos

DUSSELDORF (ALEMANIA), 10 (DPA/EP)

El hombre acusado de haber atacado el jueves a varios transeúntes en la estación central de trenes de Dusseldorf, hiriendo a nueve personas, tiene problemas psicológicos y no actuó por una motivación terrorista, según los primeros resultados de la investigación llevada a cabo por la Policía alemana.

Según un portavoz policial, todo parece indicar que el presunto atacante, detenido poco después de los hechos, sufre una enfermedad mental. En base al estado actual de las investigaciones, la Policía descarta un trasfondo terrorista. "Partimos de la base de que se trata de un hombre que actuó solo", ha añadido.

El hombre, de 36 años y de origen kosovar, está acusado de haber atacado de forma indiscriminada con un hacha a las personas que se encontró a su paso tras bajar de un tren de cercanías la noche del jueves. Las autoridades continúan con la investigación. Mientras, la estación ya ha recuperado completamente la normalidad.

Tampoco se ha confirmado una posible implicación de los otros dos hombres detenidos durante la operación policial, que llevó a cerrar por completo y evacuar la estación de ferrocarriles de Dusseldorf. Sin embargo, se desconoce si ya han sido puestos en libertad.

El suceso ha sobrecogido a esta ciudad alemana de casi 600.000 habitantes, capital del estado de Renania del Norte-Westfalia. Cuatro de los heridos se encuentran en estado grave, pero sus vidas no corren peligro, según ha indicado la Clínica Universitaria de Dusseldorf.

El supuesto atacante resultó también herido al saltar desde un puente de varios metros de altura durante su huida, lo que facilitó que la Policía pudiera atraparlo. El hombre, que vive en Wuppertal, a unos 40 kilómetros de Dusseldorf, se encuentra ingresado en un hospital bajo vigilancia policial.

El alcalde de la ciudad, Thomas Geisel, ha expresado su solidaridad con las víctimas del ataque. "Nuestros pensamientos están con los heridos después de este terrible acto en la estación central de Dusseldorf. Gracias a todos los servicios de emergencia", ha escrito en su Twitter.

En julio de 2016, un solicitante de asilo de 17 años y origen afgano llevó a cabo un ataque armado con un hacha y un cuchillo en un tren regional cerca de la ciudad de Wuezburg, hiriendo a cinco personas. El asaltante, que había jurado lealtad al grupo terrorista Estado Islámico, fue abatido por la Policía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies