Varios pescadores rescatan a cinco rohingya, incluido a un niño, en aguas de Indonesia

Foto de archivo de refugiados rohingya llegando a Malasia por mar.
REUTERS / STRINGER .
Publicado 06/04/2018 11:01:19CET

BANDA ACEH (Indonesia), 6 Abr. (Reuters/EP) -

Varios pescadores indonesios han rescatado este viernes a al menos cinco rohingya cerca de la isla de Sumatra, según las autoridades, el último grupo de miembros de esta minoría que opta por huir de Birmania a través del mar.

Varios pescadores en la provincia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra, han llevado a tierra a dos hombres, dos mujeres y un niño. No ha trascendido la procedencia exacta de la embarcación y los medios de comunicación han informado de que otros cinco rohingya han muerto en alta mar.

"Llegaron a la costa hacia las 1.30 y fueron transportados inmediatamente al hospital", ha relatado un miembro de la Marina, Razali. Esta ha sido la primera llegada de refugiados a Indonesia en 2018. Los grupos de activistas han informado de que esperan que cada vez más refugiados salgan de Birmania por mar, siguiendo la ruta que tomaron los que huyeron del brote de violencia en la provincia de Rajine de 2012.

En 2015 se registró el mayor número de tránsitos en la zona hasta la fecha. Según varias estimaciones, alrededor de 25.000 personas cruzaron el mar de Andamán para llegar a Tailandia, Indonesia y Malasia. Muchos se ahogaron debido a la utilización de embarcaciones abarrotadas y poco seguras.

En 2017, según la ONU y otras organizaciones, alrededor de 700.000 rohingya huyeron de Rajine hacia Bangladesh después de que algunos ataques de milicianos rohingya contra las fuerzas de seguridad provocaran una respuesta militar que la ONU y Occidente han tildado de limpieza étnica.

Birmania ha rechazado esta acusación, argumentando que sus Fuerzas Armadas han emprendido una operación legítima contra "terroristas" que atacaron a las autoridades.

Habitualmente, Indonesia acepta a los refugiados que llegan a su territorio en embarcaciones, pero les concede derechos limitados. Además, los recién llegados suelen pasar años en campos de refugiados y centros de detención. Hace unos días, Malasia interceptó a una embarcación cerca de las islas de Langkawi en la que viajaban 56 rohingya provenientes de Birmania.

Contador