Vaticano.- Blair analiza con Benedicto XVI el papel de la religión en la política y la sociedad de nuestros días

Actualizado 04/06/2006 0:32:20 CET

CIUDAD DEL VATICANO, 3 Jun. (EP/AP) -

En su primer encuentro privado, el Papa Benedicto XVI y el primer ministro británico Tony Blair analizaron este sábado el papel que la religión puede desempeñar en la política y la sociedad, incluyendo la lucha contra el terrorismo, según informaron fuentes de la Santa Sede y el Gobierno británico.

Blair, su esposa y sus hijos fueron recibidos por el Sumo Pontífice en una audiencia privada durante una visita al Vaticano de cerca de una hora. Fue el primer encuentro privado de Blair con Benedicto XVI. Su esposa Cherie Blair, en cambio, se había reunido con el pontífice en abril, cuando participó de una conferencia de niños organizada por el Vaticano.

Con una amplia sonrisa, Blair estrechó sus manos con las del Papa y se sentó en la oficina de Benedicto. El Vaticano dijo que mantuvieron un diálogo "cordial".

Ambos exploraron la "contribución que los valores comunes entre las religiones puedan ofrecer al diálogo, en especial con el islam moderado, especialmente en temas de solidaridad y paz", expresó el portavoz del Vaticano Joaquín Navarro Valls.

Un portavoz del Gobierno británico manifestó que Blair y el Papa dialogaron sobre la necesidad de que los líderes religiosos moderados de todo el mundo trabajen contra el extremismo y el terrorismo. Asimsimo, abordaron la necesidad de que la comunidad internacional ayude a Africa a desarrollarse y alcanzar la paz, al igual que con el proceso de paz de Irlanda del Norte, dijo Navarro Valls.

La televisión italiana señaló que Blair alentó al Papa a visitar Reino Unido, aunque esta cuestión no fue mencionada en el comunicado del Vaticano. El portavoz británico se negó a realizar comentarios sobre los rumores de que Blair había utilizado el encuentro para organizar ese peregrinaje.

Posteriormente, Blair oró junto a la tumba de Juan Pablo II, según los medios británicos. Benedicto XVI y el primer ministro también analizaron el resurgimiento de China como potencia clave en el escenario internacional, de acuerdo con el funcionario británico.