El Papa dice que la educación es "condición" para la paz y la reconciliación

 

El Papa dice que la educación es "condición" para la paz y la reconciliación

Actualizado 14/11/2007 13:53:12 CET

ROMA, 14 Nov. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El Papa Benedicto XVI destacó esta mañana el papel de la educación para el buen funcionamiento de la sociedad, asegurando que ésta es "condición de todo progreso, reconciliación y exclusión de la violencia", según aseguró durante la audiencia general que presidió esta mañana en la plaza San Pedro del Vaticano.

Durante su discurso ante unos 13.000 fieles, el Romano Pontífice abogó por una "sana e integral" educación del hombre "desde su primera infancia" y con la que el individuo tome conciencia de su "responsabilidad ante Dios y ante los hombres".

En particular, hizo hincapié en la necesidad de reconocer la "responsabilidad peculiar" de los padres, que deben ser los "primeros y principales educadores de sus hijos", así como la urgencia de formar a los niños desde el punto de vista "moral y religioso".

Asimismo, resaltó la "exigencia" con que cada hombre está llamado a acompañar esta formación con el "estudio", que es el medio para alcanzar "una formación humana más completa", señaló.

Igual que la semana pasada, Benedicto XVI dedicó su predicación de hoy a la figura de San Jerónimo, que vivió en el siglo V y llevó a cabo la importante traducción latina de la Biblia, conocida como la 'Vulgata', texto que posteriormente se convertiría en la versión oficial de la Iglesia.

El Romano Pontífice aseguró que precisamente las enseñanzas que contiene la Biblia deben ser la "guía de la educación y del verdadero humanismo", exhortando a los fieles a "poner la palabra de Dios en el centro" de sus actividades.

En este sentido, instó a todos los cristianos y especialmente a los predicadores y formadores a vivir con "coherencia", "a fin de que sus palabras no contradigan sus conducta", especialmente cuando se trate de atender a los "pobres", a las "personas que sufren" y a los "sin techo".

Volviendo a las principales aportaciones de San Jerónimo, el Papa destacó su defensa de la "promoción de la mujer", a quien "reconoció el derecho a una formación completa", aspecto que estaba "bastante desatendido en los tiempos antiguos".

Finalmente, Benedicto XVI recordó que la lectura de las sagradas escrituras debe estar en "sintonía con el Magisterio de la Iglesia", insistiendo en que el cristiano nunca debe leer estos textos "solo" y sin la ayuda eclesial, ya que de lo contrario, correría el riesgo de caer en "errores".

FAMILIARES VÍCTIMAS NASIRIYAH.

Al concluir la audiencia, el Papa dirigió un saludo especial a los familiares de las víctimas del grave atentado de Nasiriyah (Irak), en el que murieron un total de 26 personas, 19 de ellas de nacionalidad italiana y del que el pasado 12 de noviembre se celebró el cuarto aniversario.

"Que la memoria de estos hermanos nuestros y de cuantos han sacrificado el bien supremo de la vida a favor de la paz contribuya a sostener el camino del renacer, lleno de esperanza, del querido pueblo iraquí", concluyó.

El atentado tuvo lugar el 12 de noviembre de 2003, cuando un kamikaze hizo estallar un camión bomba contra la sede de los Carabinieri en Nasiriya, causando la muerte de 19 ciudadanos italianos --12 carabineros, cinco soldados y dos civiles-- y la destrucción casi total de la sede militar italiana.

Además, el suceso pasó a la historia como el ataque más mortífero perpetrado contra un objetivo militar italiano desde los años de la Segunda Guerra Mundial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies