El Papa dice que no se verá intimidado por las "mezquinas habladurías" de la "opinión dominante"

 

El Papa dice que no se verá intimidado por las "mezquinas habladurías" de la "opinión dominante"

Actualizado 28/03/2010 18:25:56 CET

Preside por primera vez la misa del Domingo de Ramos en el 'Papamovil'

CIUDAD DEL VATICANO, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa Benedicto XVI aseguró hoy que no se verá intimidado por las "mezquinas habladurías" de la "opinión dominante" gracias a su fe en Dios, durante la misa de Domingo de Ramos y tras los diversos casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes y religiosos.

Así, el Pontífice de 82 años presidió esta Liturgia que marca el inicio de los actos de Semana Santa, en la que evitó referirse directamente a los casos de pederastia relacionados con la Iglesia.

En este sentido, explicó que el hombre en ocasiones "cae en lo más bajo, a niveles vulgares" y "se sume en el pantano del pecado y la falta de honradez". Sin embargo, recordó que "Cristo conduce a ayudar a los que sufren, a los abandonados hacia la fidelidad, aún cuando la situación se vuelve difícil", pero matizó que "no se pueden alcanzar grandes resultados sin grandes renuncias y duro ejercicio".

Durante la celebración, el Santo Padre leyó también una plegaría en la que pidió a Dios que ayude "a la juventud y a aquellos que trabajan para educarlos y protegerlos", lo que en opinión de 'Radio Vaticano', pretendía "resumir los sentimientos de la Iglesia en este difícil momento".

En esta ocasión y por primera vez en sus casi cinco años de Pontificado, Benedicto XVI empleó el 'Papamóvil' descubierto en la procesión de las Palmas del Domingo de Ramos, que se celebró ante miles de fieles y peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano. En años anteriores, el Pontífice, que el próximo 16 de abril cumplirá 83 años, realizó el recorrido a pie desde el obelisco central de la plaza hasta el altar mayor.

MENSAJE A LOS JÓVENES

Tras la Eucaristía del Domingo de Ramos, presidió el rezo dominical del Ángelus, en el que alentó a los jóvenes a dar sólido testimonio de Cristo, coincidiendo con la celebración del 25 aniversario de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), instauradas por Juan Pablo II en 1985.

"Hoy renuevo esta llamada a la nueva generación a dar testimonio con la fuerza y la luminosidad de la verdad, para que a los hombres y mujeres del tercer milenio no les falte el modelo más auténtico: Jesucristo", informó el Pontífice.

De igual forma, exhortó a los jóvenes a acoger "con gozo el llamado de seguir a Cristo, a amarlo por sobre todo y a servirlo en sus hermanos". "No tengan miedo a responder con generosidad si Él os invita a seguirlo en la vida sacerdotal o religiosa", agregó.

PAZ EN JERUSALÉN

Benedicto XVI se refirió a las tensiones de los últimos días en Jerusalén e invitó a todos los fieles a rezar por la paz en esta ciudad, "patria espiritual de cristianos, judíos y musulmanes" y "promesa de la reconciliación universal que Dios desea para toda la familia humana".

"En este momento nuestro pensamiento y nuestro corazón se dirigen de modo particular a Jerusalén", afirmó el Santo Padre, al tiempo que se mostró "profundamente dolorido" por los "recientes contrastes y las recientes tensiones" en esta ciudad.

Finalmente, el Pontífice recordó que la paz es un don que Dios, "que confía a la responsabilidad humana, para que lo cultive a través del diálogo y el respeto al derecho de todos, la reconciliación y el perdón".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies