El Papa parte mañana de vacaciones y vuelve a elegir la tranquilidad del Valle de Aosta

Actualizado 10/07/2006 22:28:10 CET

ROMA, 10 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

El Papa Benedicto XVI partirá mañana de vacaciones y este año ha vuelto a elegir la tranquilidad y el fresco de la localidad de Les Combes di Introd, en las montañas del Val D'Aosta, el lugar elegido por Juan Pablo II para sus estancias veraniegas, y donde ya pasó el verano de 2005.

Benedicto XVI llegará mañana a las 11:15 al aeropuerto de Aosta y pasará allí 18 días. A su llegada será recibido por el obispo de la ciudad y las autoridades locales, que le entregarán una cesta con los productos locales y muchas flores de manos de niños del lugar.

El Papa ha vuelto a repetir la casa de Les Combes para sus vacaciones, ya que aunque no le gusta hacer demasiadas excursiones como su predecesor, aprecia la tranquilidad y la soledad que se respira en este lugar, alejado del centro habitado.

Ya el año pasado, durante la mismas fechas, el Papa pasó dos semanas de reposo en la localidad, realizando paseos y algunas excursiones. Como en aquella ocasión, el Vaticano anunció la suspensión de las audiencias generales en San Pedro del 12, 19, y 26 julio, que se realizarán junto al chalet.

El Papa residirá en el ya tradicional pequeño chalet de piedra y madera perteneciente a los salesianos, inmerso en los bosques y a los pies del Mont Blanc. El chalet, de 80 metros cuadrados, está compuesto por la habitación del Papa, en el primer piso, que cuenta con un balcón desde el que se puede observar el Mont Blanc y el Monte Rosa, así como la cordillera de Les Grandes Jorasses.

En este piso también hay un despacho y otra habitación para el secretario del Papa, Georg Gaenswein. Mientras, abajo hay una cocina y las habitaciones de las monjas que se ocupan de los cuidados del Pontífice y de las comidas.

Tras sus vacaciones en la montaña, el Papa se trasladará al Palacio Apostólico de Castelgandolfo, y estará de vuelta en Roma para celebrar normalmente la audiencia general del 3 de agosto en el Vaticano. Después, el Papa alargó su residencia en Castelgandolfo durante todo el mes de agosto y parte de septiembre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies