El Papa publica su primera encíclica con el fin de suscitar en el hombre una "respuesta" de amor a Dios

Actualizado 25/01/2006 13:11:31 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa Benedicto XVI publicó hoy su primera encíclica 'Deus Caritas est' (Dios es amor), coincidiendo con la clausura de la Semana de la Oración por la Unidad de los Cristianos, y explicó que su intención es la de suscitar en el hombre una "respuesta" o un "compromiso" de amor a Dios.

"El argumento es sumamente amplio; sin embargo, el propósito de la Encíclica no es ofrecer un tratado exhaustivo. Mi deseo es insistir sobre algunos elementos fundamentales, para suscitar en el mundo un renovado dinamismo de compromiso en la respuesta humana al amor divino", dice textualmente el Santo Padre en la 'Introducción' de esta "guía principal de la fe cristina".

"En mi primera Encíclica deseo hablar del amor, del cual Dios nos colma, y que nosotros debemos comunicar a los demás. Quedan así delineadas las dos grandes partes de esta Carta, íntimamente relacionadas entre sí. La primera tendrá un carácter más especulativo, puesto que en ella quisiera precisar --al comienzo de mi pontificado-- algunos puntos esenciales sobre el amor que Dios, de manera misteriosa y gratuita, ofrece al hombre y, a la vez, la relación intrínseca de dicho amor con la realidad del amor humano. La segunda parte tendrá una índole más concreta, pues tratará de cómo cumplir de manera eclesial el mandamiento del amor al prójimo", explica el Sumo Pontífice en su carta, recogida por Europa Press.

Esta reflexión sobre el amor divino visto como fundamento de la misión eclesial de la caridad, fechada el pasado 25 de diciembre, ha sido traducida al español, portugués, alemán, inglés, francés e italiano y consta de dos partes, tituladas, respectivamente, 'La unidad del amor en la creación y en la historia de la salvación' y '"Caritas", el ejercicio del amor por parte de la Iglesia como ', que se unen a una 'Introducción' y una 'Conclusión', sumando todo ello tan solo 27 páginas divididas en 42 puntos.

La primera parte está dividida en cinco temas que abarcan del punto 2 al 18 --el 1 es la introducción--: 'Un problema de lenguaje', ' y <ágape>, diferencia y unidad', 'La novedad de la fe bíblica', 'Jesucristo, el amor de Dios encarnado' y 'Amor a Dios y amor al prójimo'.

El segundo bloque es hasta ahora menos conocido y trata sobre la caridad eclesial, abordando los siguientes temas, que abarcan los puntos del 19 al 39: 'La caridad de la Iglesia como manifestación del amor trinitario', 'La caridad como tarea de la Iglesia', 'Justicia y caridad', 'Las múltiples estructuras de servicio caritativo en el contexto social actual', 'El perfil específico de la actividad caritativa de la Iglesia' y 'Los responsables de la acción caritativa de la Iglesia'.

Benedicto XVI insistió el pasado lunes --cuando en un simposio sobre ayuda humanitaria internacional organizado por el Consejo Pontificio 'Cor Unum', explicó personalmente las claves de su reflexión teológica-- que le interesa la verdad de las dos partes "que sólo se entienden bien si se ven como una cosa única".

((HABRÁ AMPLIACIÓN)).