El Papa se reunirá hoy con 300.000 miembros de Movimientos Eclesiales para celebrar la Vigilia de Pentecostés

Actualizado 03/06/2006 10:31:50 CET

ROMA, 3 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

El Papa Benedicto XVI se reunirá hoy en la Plaza de San Pedro con unas 300.000 personas pertenecientes a los Movimientos Eclesiales para celebrar la Vigilia de Pentecostés.

La ceremonia que rememora la venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles, a los cincuenta días después de la Resurrección de Cristo, comenzará sobre las 20.30 horas. Mañana domingo, el Pontífice presidirá la Santa Misa a las 9.30 horas. Más de 300 personas, fundadores, iniciadores y responsables de cerca de un centenar de realidades eclesiales, procedentes de varios países y diversas experiencias asociativas se encuentran por estos días en Rocca di Papa, al sur de Roma, para participar del II Congreso Mundial de los Movimientos y de las Nuevas Comunidades, que este año lleva por lema 'La belleza de ser cristianos y la alegría de comunicarlo'.

El Papa ha aprovechado este encuentro para pedir a estas comunidades eclesiales que "sean constructores de un mundo mejor" y "siempre escuelas de comunión", ante la existencia de "una mente confusa y aturdida por el torbellino de voces e ideologías contemporáneas".

"Llevad la luz de Cristo a todos los ambientes sociales y culturales en los que vivís. Iluminad la oscuridad de un mundo confuso por los mensajes contradictorios de las ideologías. ¡Qué mal produce en la vida del ser humano y de las naciones el deseo de poder, de poseer, del placer! Llevad a este mundo turbado el testimonio de la libertad con la que Cristo nos ha liberado", aseguró el Papa en su mensaje.

Refiriéndose al tema del congreso, Benedicto XVI afirmó que "el cristianismo se ha comunicado y se ha difundido a lo largo de los siglos gracias a la novedad de vida de personas y de comunidades capaces de dar un testimonio incisivo de amor, de unidad y de alegría. Precisamente esta fuerza ha puesto a tantas personas en 'movimiento' a lo largo de las generaciones".

El Papa pone de relieve que los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades forman parte de la "estructura viva de la Iglesia". "Ella os da las gracias por vuestro compromiso misionero, por la labor de formación amplia en las familias cristianas, por la promoción de las vocaciones al sacerdocio ministerial y a la vida consagrada", añadió el Pontífice.