La Santa Sede tuvo en 2009 un déficit de 4,1 millones y el Estado de la Ciudad del Vaticano, de 7,8 millones

 

La Santa Sede tuvo en 2009 un déficit de 4,1 millones y el Estado de la Ciudad del Vaticano, de 7,8 millones

Actualizado 10/07/2010 21:13:33 CET

ROMA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Santa Sede registró un déficit de más de cuatro millones de euros en 2009, mientras que en el Estado de la Ciudad del Vaticano la pérdida fue de casi 8 millones de euros, según informó el Consejo de Cardenales para el estudio de los problemas organizativos y económicos de esta institución en un comunicado.

En concreto, el presidente de la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede, Arzobispo Velasio De Paolis, explica que hubo un déficit total de 4,1 millones de euros, resultado de la diferencia entre los ingresos (250,18 millones) y los gastos (254,28 millones) obtenidos durante este período. Las salidas se atribuyen sobre todo a los gastos ordinarios y extraordinarios de los organismos de la Santa Sede.

En lo que se refiere al Estado de la Ciudad del Vaticano, cuyo resultado negativo asciende a 7,8 millones de euros, el comunicado señala que "en continuidad con el esfuerzo de los últimos años, se ha procedido a la tutela y valorización del patrimonio artístico, con particular acento en los Museos Vaticanos, ampliando las áreas de exposición y los horarios de visita", así como el desarrollo de los trabajos en las Basílicas papales de San Juan de Letrán, San Pablo de Extramuros y Santa María la Mayor.

"También es de destacar los costos considerados para la seguridad en el interior del Estado de la Ciudad del Vaticano y para los grandes trabajos de reestructuración de la Biblioteca Apostólica Vaticana, cuya apertura está prevista para el próximo mes de septiembre", indica el citado texto.

Además del balance, también se ha presentado el resultado del Óbolo de San Pedro, en el que se recoge el conjunto de ofrecimientos que hacen al Santo Padre las Iglesias particulares, así como de las contribuciones que hacen llegar los institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, las fundaciones y algunos fieles. En total, la cantidad recaudada en 2009 fue de 82,52 (unos 65,28 millones de euros), que servirán para las obras de caridad del Pontífice. Los mayores aportes llegaron desde Estados Unidos y Francia, al tiempo que las contribuciones de los católicos en Corea y Japón también fueron significativas.

Los resultados económicos fueron aprobados en la 45 reunión del Consejo de Cardenales para el estudio de problemas organizativos y económicos de la Santa Sede, celebrada entre el 7 y el 9 de julio, que estuvo presidida por el cardenal secretario de Estado, Tarcisio Bertone.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies