Turquía no pedirá al Papa que cancele su visita al país tras la reciente polémica por sus declaraciones

 

Turquía no pedirá al Papa que cancele su visita al país tras la reciente polémica por sus declaraciones

Actualizado 16/09/2006 15:26:20 CET

El vicario apostólico en Anatolia dice que dependerá "de cómo progresen las cosas" y acusa a los medios turcos de incitar al odio

ANKARA, 16 Sep. (EP/AP) -

Turquía no pedirá al Papa Benedicto XVI que cancele la visita que tiene prevista al país para el próximo mes de noviembre --su primera visita papal a un país musulmán--, a pesar de la tensión surgida por sus recientes declaraciones sobre el Islam, informaron hoy fuentes gubernamentales turcas desde el anonimato.

Según estas fuentes, Turquía, país predominantemente musulmán que busca integrarse en la Unión Europea, ha trabajado desde hace tiempo para promover el diálogo entre religiones, por lo que sería "inconcebible para el presidente Ahmet Necdet Sezer revocar su invitación".

Mientras, un representante vaticano en el este de Turquía, el vicario apostólico para Anatolia, monseñor Luigi Padovese, mostraba más cautela. "(El viaje) dependerá de cómo progresen las cosas", señaló, agregando que es algo que deben discutir la Santa Sede y las autoridades turcas.

Padovese acusó a los medios de comunicación turcos de "malinterpretar" las declaraciones del Sumo Pontífice y de avivar el odio contra él. "¡Lo llamaron 'voz del demonio'!", señaló el vicario, en referencia al titular que aparecía hoy el la primera página del diario pro islámico 'Vakit'.

Las palabras del Papa Benedicto XVI sobre el Islam y su profeta Mahoma durante un discurso en la Universidad de Ratisbona han provocado una ola de críticas en todo el mundo islámico, llegándose en el caso de Pakistán a convocar al nuncio de la Santa Sede al Ministerio de Exteriores y a aprobar en el Parlamento una resolución condenatoria.

En una visita esta semana a su país natal, Alemania, el Papa citó a un emperador cristiano del siglo XIV que afirmó que el profeta Mahoma sólo había traído violencia al mundo, y puso en tela de juicio el concepto de 'Yihad' o guerra santa.

Ayer, el partido Justicia y Desarrollo, del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó a Benedicto XVI de intentar revivir el espíritu de las Cruzadas con sus declaraciones sobre el Islam. El vicepresidente del partido, Salih Kapusuz, dijo que las declaraciones del Sumo Pontífice eran o "el resultado de una lamentable ignorancia" sobre el Islam y su profeta o una deliberada distorsión de la verdad.

"Tiene una oscura mentalidad que viene de la oscuridad de la Edad Media. Es algo pobre que no ha beneficiado el espíritu de la reforma en el mundo cristiano", aseguró Kapusuz, en declaraciones a la agencia Anatolia. "Parece un esfuerzo para revivir la mentalidad de las Cruzadas", agregó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies