Venezuela acusa a Canadá de participar en la "campaña" de EEUU para derrocar a Maduro "por vías violentas"

Jorge Arreaza
REUTERS / MARCO BELLO
Publicado 29/01/2018 9:41:16CET

CARACAS, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Venezuela ha acusado a Canadá de participar en la supuesta "campaña" orquestada por Estados Unidos para conseguir la caída del Gobierno de Nicolás Maduro "por vías violentas", por las críticas de su ministra de Exteriores, Chrystia Freeland, a la convocatoria electoral realizada por la Asamblea Constituyente de la nación caribeña.

"Canadá rechaza la decisión unilateral del régimen de celebrar elecciones presidenciales en Venezuela durante el primer trimestre del año" y la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de impedir la participación de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora--, ha dicho Freeland en un comunicado.

La jefa de la diplomacia canadiense ha esgrimido que "celebrar elecciones presidenciales en estas condiciones injustas hace que carezcan de legitimidad y credibilidad". Además, ha añadido, "evidencia las prácticas antidemocráticas del régimen de Maduro".

"Pedimos que las elecciones presidenciales sean convocadas en un plazo razonable y que se permita la participación de todos los actores políticos venezolanos, conforme a los estándares internacionales para que sean consideradas unas elecciones libres y justas", ha reclamado.

Para el Ministerio de Exteriores que comanda Jorge Arreaza, las palabras de Freeland "pretenden desconocer la legitimidad de las institucionales venezolanas (...), en una clara violación de los principios que rigen las normas internacionales como son el respeto a la soberanía, a la autodeterminación de los pueblos y la no intervención en los asuntos internos de los estados".

Freeland "solo cumple su papel en la campaña iniciada en Washington para socavar la voluntad del pueblo venezolano y para arreciar el bloqueo económico y financiero en contra de nuestro país. Todo con la intención de reavivar, desde el exterior, la violencia política que ya ha sido superada", ha denunciado la Cancillería venezolana en su propio comunicado.

De esta forma, ha argumentado Caracas, queda probado que la verdadera razón que movía a Ottawa cuando pedía la celebración de elecciones presidenciales "no era promover el ejercicio del sufragio como mecanismo democrático para dirimir las diferencias entre los venezolanos, sino propiciar un resultado que favoreciera a sus aliados políticos, en el marco de sus ilegales políticas de cambio de Gobierno por vías violentas".

"Ni el pueblo ni el Gobierno de Venezuela cederán ante presiones, chantajes, amenazas, bloqueos ni sanciones de ningún imperio o subordinados que busquen socavar la libertad, la independencia y la democracia que tanto ha costado consolidar a lo largo de más de 200 años", ha ratificado.

Canadá es uno de los países americanos que se ha posicionado claramente en contra del Gobierno de Maduro y por ello la tensión bilateral ha ido escalando hasta que el pasado mes de diciembre Venezuela expulsó al encargado de negocios en Caracas alegando una injerencia en los asuntos internos.