Caracas escuchará hoy a EADS-CASA si el contrato de aviones es viable tras el veto estadounidense

Actualizado 01/02/2006 9:34:53 CET

CARACAS, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Representantes de la empresa española EADS-CASA se reunirán hoy con el ministro venezolano de la Defensa, almirante Orlando Maniglia Ferreira, para exponer al Gobierno de Caracas si el contrato de los aviones es viable tras el veto estadounidense, según explicó Maniglia en declaraciones recogidas por la Agencia Bolivariana de Noticias.

La información fue suministrada por Maniglia al término del acto de apertura del año judicial del circuito penal militar, ceremonia celebrada en la Corte Marcial en el Fuerte Tiuna. "Vamos a construir los aviones con o sin la empresa CASA", dijo al recordar la advertencia hecha hoy Chávez, quien aseguró que de no cerrarse la negociación adquirirá los equipos en Rusia o China.

La citada agencia afirma que a mediados de enero el Gobierno venezolano solicitó un informe técnico de la empresa española para evaluar el impacto que tendría el veto de Estados Unidos en la fabricación de 12 aviones que se contrataron a finales de 2005.

En este sentido, Maniglia explicó que la empresa española solicitó una audiencia por escrito al Ministerio de la Defensa para tratar el impacto del veto impuesto por Washington. "Vamos a escuchar los planteamiento para ver si la empresa CASA puede o no puede solventar la utilización de los equipos y piezas requeridos por los aviones que venderá a Venezuela", dijo.

Por tanto, consideró una "buena señal" la disposición de la empresa española a participar en esta reunión, aunque prefirió no adelantar juicios ni opiniones sobre la misma, y señaló que Chávez está "al tanto de la situación".

Este encuentro es el primero entre el Ejecutivo de Caracas y la empresa española desde que Washington vetó el uso de tecnología estadounidense en esta operación por la que Venezuela acordó la compra de ocho buques y 12 aviones, construidos por Navantia y EADS-CASA respectivamente, por un montante total de 1.700 millones de euros, de los que 500 corresponderían a la docena de aeronaves.

Chávez aseguró el pasado lunes que ha ordenado a su ministro de Defensa que se comunique con las autoridades españoles para aclarar la situación de estos contratos. "Si ellos no pueden vender patrulleras a Venezuela que nos lo digan de una vez" para iniciar las negociaciones con Rusia, China, Irán o Brasil, países que también fabrican estos modelos, manifestó durante el acto de instalación de la Compañía Nacional de Industrias Básicas.

Por su parte, el embajador de Venezuela en España, Arévalo Méndez, admitió la pasada semana en una entrevista a Europa Press que el contrato de aviones firmado por el Gobierno de su país y la empresa EADS-CASA "corre peligro" tras el reciente veto de Washington.

De la oposición de Estados Unidos a facilitar el equipamiento tecnológico, surgen dos posibilidades, en su opinión. "Pudiera ser que los aviones no fueran al final vendidos, como pudiera ser también (que fueran) modificados en su interior para dar cabida a tecnología europea o asiática".

El embajador indicó que EADS-CASA está preparando nuevas propuestas al Ministerio venezolano de Defensa "a fin de que el contrato no se caiga", de modo que la empresa española podría entregar mañana un nuevo contrato revisado. En cualquier caso, dejó claro que "se empieza una nueva negociación entre el Gobierno venezolano y la empresa" sobre las aeronaves y que ambas partes estaban en contacto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies