Venezuela entrega una nota de protesta al encargado de negocios de EEUU por ir al Parlamento

El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza
REUTERS / MARCO BELLO - Archivo
Publicado 12/06/2018 20:35:17CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nicolás Maduro ha entregado una nota de protesta al encargado de negocios de Estados Unidos en Caracas, Christopher Lambert, por reunirse con la Asamblea Nacional, la sede legislativa de Venezuela que, según el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dominado por el 'chavismo', está en "desacato".

El viceministro de Exteriores para América del Norte, Carlos Ron, ha explicado a Lambert que su visita del pasado viernes a la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, es "un acto injerencista que representa por parte de Estados Unidos un grave desconocimiento a las autoridades legítimas y constitucionales de la patria de (Simón) Bolívar".

Caracas ha indicado a Washington que "que tales acciones se encuentran reñidas en la Convención de Viena, la cual rige las actuaciones de los agentes diplomáticos en el país receptor, y constituyen una agresión por parte de la Embajada estadounidense a la soberanía del pueblo y Gobierno venezolanos", según un comunicado de la Cancillería.

Además, Ron ha subrayado que "estas acciones buscan entorpecer las múltiples invitaciones a sostener un diálogo constructivo con el Gobierno bolivariano para fortalecer los lazos de comunicación y entendimiento, en base en el respeto mutuo, el tratamiento entre iguales y el reconocimiento de las instituciones legítimas y democráticas".

Este es el primer toque de atención a Lambert, que el pasado 22 de mayo sustituyó a Tom Robinson, expulsado por sus "continuas acciones injerencistas en contra del pueblo y el Gobierno bolivariano". "Constantemente ejecutaba actos que promovían el odio en el país y la zozobra en el mundo", ha recalcado el Ministerio de Exteriores.

La Asamblea Nacional es el Parlamento venezolano pero desde las elecciones legislativas de 2015 está en manos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), coalición opositora, y ha tomado numerosas decisiones contrarias a Maduro y sus aliados, lo que llevó al TSJ, controlado por el Palacio de Miraflores, a declarar a la institución en "desacato".

Las funciones de la Asamblea Nacional han sido absorbidas por la Asamblea Constituyente, un órgano constitucional que sin embargo no reconocen ni la MUD ni la mayoría de la comunidad internacional por cómo se convocaron y celebraron sus elecciones. Todos sus miembros son 'chavistas' porque la oposición optó por no participar en dichos comicios.