Venezuela pide a Interpol una orden de captura internacional contra el líder opositor Julio Borges

Julio Borges, expresidente de la Asamblea Nacional venezolana
REUTERS / RICARDO ROJAS
Actualizado 10/08/2018 23:43:27 CET

El Gobierno exhibe un vídeo de Requesens después de pasar tres días detenido sin contacto con abogados o familia

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, ha anunciado este viernes que el Gobierno ha solicitado a Interpol que emita una orden de captura internacional contra el líder opositor Julio Borges, acusado de participar en el supuesto atentado perpetrado el pasado sábado en Caracas contra el presidente del país, Nicolás Maduro.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ordenó el miércoles detener a Borges, que está en Colombia desde el martes por la toma de posesión de Iván Duque. Posteriormente, la Asamblea Constituyente, órgano controlado por el 'chavismo', aprobó retirarle la inmunidad parlamentaria de la que goza como diputado para que sea procesado.

Las autoridades venezolanas se basan, entre otras pruebas, según defienden, en un vídeo que Rodríguez ha mostrado este viernes en una comparecencia de prensa y en el que el también opositor Juan Requesens, detenido el martes bajo la misma acusación y del que desde entonces no se tenían noticias, haría una confesión.

En las imágenes, el activista estudiantil cuenta que Borges le pidió como "favor" que hiciera las gestiones necesarias para introducir en el país a Juan Monasterios, detenido y acusado de coordinar el supuesto atentado. "Julio Borges es un cobarde. Le da órdenes a Requesens pero él está en Bogotá", ha dicho Rodríguez, según la prensa local.

Esta es la primera noticia que se tiene de Requesens desde que agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) le detuvieron. La familia ha denunciado estos días que no ha sido informada sobre su estado. La oposición incluso ha hablado de "desaparición forzosa".

"Es el cómplice necesario de la operación, Juan Requesens, quien confiesa su complicidad en el magnicidio en grado de frustración, pero al mismo tiempo denuncia y confiesa que lo hizo a las órdenes de Julio Borges, es por eso que hemos solicitado código rojo", ha explicado Rodríguez.

Tras la comparecencia del ministro de Comunicación, agentes del SEBIN han trasladado a Requesens desde el Helicoide, sede de la Inteligencia venezolana, al Palacio de Justicia. Familiares y amigos han subrayado desde la cuenta de Twitter del propio Requesens que aún "no ha tenido comunicación con sus abogados".

El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha anunciado que el Gobierno ha entregado a las autoridades colombianas una solicitud de extradición para cinco personas relacionadas con el ataque a Maduro, incluido Borges. Caracas ha hecho gestiones similares ante Washington.

Interrogado sobre este asunto, el ministro de Exteriores de Colombia, Carlos Holmes, ha rehusado hablar de "hipótesis". "Hasta esta mañana (...) se me dijo que la solicitud de extradición no ha llegado formalmente. Si va a llegar o no, no lo sé", ha contestado en rueda de prensa.

UNA "FARSA"

Borges se ha pronunciado horas después en Twitter para expresar su "solidaridad" con "ese gran luchador que es Juan Requesens" y denunciar "el ensañamiento del régimen contra él y su familia". "Hoy responderemos a esta farsa que han montado Jorge Rodríguez y Nicolás Maduro", ha anticipado.

Por su parte, el partido de Borges y Requesens, Primero Justicia, ha emitido un comunicado en el que denuncia una "persecución" contra la formación y sus dirigentes, "especialmente" contra Borges y Requesens, por parte del "régimen dictatorial" de Maduro.

"Rechazamos las mentiras y difamaciones con las cuales el régimen pretende vincularnos a hechos violentos, dudosos y ante los cuales los venezolanos tienen absoluta incredulidad", ha dicho. "Los venezolanos conocemos las luchas y trayectorias democráticas Borges y Requesens", ha recalcado.

Así, ha señalado que "la dictadura pretende condenar a Borges por haber despertado la conciencia del mundo sobre la necesidad de incrementar la solidaridad democrática con Venezuela" y a Requesens por "encarnar la esperanza de una juventud que quiere dejar en el pasado el fracaso del socialismo del siglo XXI".

Familiares y amigos de Requesens han aseverado desde su cuenta en Twitter que "ha sido sometido a coacción, tratos crueles e inhumanos". "Denunciamos ante los organismos nacionales e internacionales la tortura a la que está siendo sometido el parlamentario", han remachado.

El periodista venezolano Alberto Rodríguez ha difundido por la misma red social un vídeo que asegura que le han hecho llegar desde el SEBIN funcionarios "indignados" con el trato que se le ha dado a Requesens. En las imágenes aparece demacrado, vestido solamente con un calzoncillo manchado.

DRONES EXPLOSIVOS

Dos drones cargados de material explosivo estallaron el sábado por la tarde en la Avenida Bolívar de Caracas, donde Maduro estaba pronunciando un discurso ante cientos de militares con motivo del 81º aniversario de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Maduro, que salió ileso, ha acusado al ya ex presidente colombiano Juan Manuel Santos de ser el 'cerebro' de un supuesto complot de la "ultraderecha" de Venezuela y Colombia, así como de sus agentes en Estados Unidos, para acabar con su vida.

El Frente Amplio Venezuela Libre, que reúne a la oposición, ha cuestionado que se tratase de un verdadero atentado contra Maduro, advirtiendo de que podría ser un montaje para dar al Gobierno una "excusa" para "profundizar la represión".

Los aliados internacionales de Venezuela, como Cuba, Bolivia, Nicaragua o Rusia, entre otros, han condenado lo que consideran un atentado contra Maduro, si bien el resto de la comunidad internacional ha guardado silencio o se ha mostrado escéptica.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro ha considerado que, "dada falta de credibilidad de la dictadura en Venezuela y el uso de la tortura para incriminar, urge nombrar una comisión de expertos internacionales para investigar las circunstancias del atentado a Maduro".

Contador