El vicepresidente de Yemen: las elecciones son "la única salida" a la crisis

El Vicepresidente De Yemen, Abd-Rabbu Mansour Hadi, Antes De Votar
REUTERS/MOHAMED AL-SAYAGHI
Actualizado 21/02/2012 15:06:25 CET

ADÉN/SANÁ, 21 Feb. (Reuters/EP) -

Los yemeníes están acudiendo de forma masiva a las urnas en unas elecciones presidenciales que suponen la salida definitiva del presidente, Alí Abdulá Salé, del poder, tras 33 años al frente del país, y en las que solo hay un candidato de consenso, el hasta ahora vicepresidente Abd-Rabbu Mansour Hadi.

"Las elecciones son la única salida para la crisis que ha sacudido a Yemen en el último año", ha subrayado Hadi tras depositar su voto este martes.

Las elecciones de hoy convertirán a Salé, que actualmente se encuentra en Estados Unidos recibiendo tratamiento de las quemaduras que sufrió en un intento de asesinato el pasado junio, en el cuarto dictador árabe que es expulsado del poder en un año tras las exitosas revoluciones en Túnez, Egipto y Libia.

A primera hora de esta mañana se habían formado largas colas en los colegios electorales en Saná en medio de fuertes medidas de seguridad, después de que este lunes se produjera una explosión junto a un centro de voto en la ciudad portuaria de Adén, en el sur del país.

"Estamos declarando ahora el fin de la era de Alí Abdulá Salé y construiremos un nuevo Yemen", ha subrayado la ganadora del Nobel de la Paz 2011 y activista yemení Tawakul Karman, mientras esperaba a depositar su papeleta en la universidad de Saná.

Los votantes han tenido que manchar su pulgar en tinta y estamparlo en la papeleta electoral con la foto de Hadi y un mapa de Yemen con los colores del arcoiris. En total, están llamados a las 10.243.364 yemeníes, de los que 4.348.485 son mujeres, y unos 100.000 efectivos de las fuerzas de seguridad velarán por que se impere la calma.

Una participación alta es crucial para que Hadi, que estará en el cargo durante dos años, cuente con la legitimidad que necesita para sacar adelante las reformas recogidas en el acuerdo de traspaso de poder facilitado por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y alcanzado por el partido de Salé y la principal coalición opositora.

El acuerdo prevé la elaboración de una nueva Constitución, la reestructuración de las fuerzas armadas, en las que los familiares de Salé, incluido su hijo, ocupan puestos clave de mando, y la celebración de elecciones multipartidistas.

Un responsable del comité de seguridad electoral ha estimado que la participación es del 80 por ciento, si bien los resultados finales no se conocerán en dos o tres días.

PROBLEMAS PENDIENTES

Los comicios dejan sin resolver la disputa militar entre los familiares de Salé, el general Alí Mohsen que abandonó el Ejército para apoyar a los manifestantes opositores y los milicianos leales a los líderes tribales.

Además, el país vive una revuelta armada en el norte por parte de milicianos chiíes, los 'houthis', y cuenta con un movimiento secesionista en el sur, donde islamistas acusados de vínculos con Al Qaeda también han logrado avances en los últimos meses aprovechando el caos reinante en el país.

Los sureños, que acusan al norte de usurpar sus recursos y de discriminarles, han prometido boicotear las elecciones presidenciales porque consideran que da legitimidad a un proceso político del que ellos han sido excluidos.

INCIDENTES EN ADÉN

Las calles de Adén estaban prácticamente desiertas y en ellas podían oírse disparos intermitentes. Hombres armados atacaron colegios electorales en los distritos de Mansoura y Jor Maksar, en las proximidades de Adén al amanecer, según residentes.

Según informa el 'Yemen Post' en su edición electrónica, citando al activista de Derechos Humanos Yahya al Mahjari, al menos tres jóvenes del movimiento sureño han resultado heridos tras ser golpeados por porras por agentes de seguridad.

De acuerdo con Al Mahjari, está habiendo por el momento menos incidentes de los previstos pero la afluencia a las urnas está siendo muy baja.

Según el diario local, en el distrito de Mansoura las fuerzas de seguridad han empleado realizado disparos con munición real al aire para dispersar a manifestantes que estaban quemando neumáticos y amenazaban a aquellos que iban a votar.

Las autoridades locales han cerrado al menos el 20 por ciento de los colegios locales en Adén por temor a que puedan producirse incidentes violentos, precisa el diario.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies