Víctimas de abusos de los Derechos Humanos en Perú instan a la CoIDH a revocar el indulto a Fujimori

Protestas contra el indulto a Alberto Fujimori
REUTERS / GUADALUPE PARDO
Publicado 03/02/2018 7:37:07CET

SAN JOSÉ, 3 Feb. (Reuters/EP) -

Un grupo de familiares y víctimas de los abusos contra los Derechos Humanos bajo el Gobierno del expresidente peruano Alberto Fujimori ha instado este viernes a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) a revocar el indulto humanitario otorgado al exmandatario en diciembre.

Fujimori, de 79 años de edad, fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por la muerte y el secuestro de decenas de personas en diferentes hechos violentos ocurridos durante su Gobierno en el marco de la lucha contra la guerrilla Sendero Luminoso.

A mediados de diciembre, el exdirigente recibió el indulto humanitario por parte del presidente del país, Pedro Pablo Kuczysnki, debido a su delicado estado de salud, lo que ha levantado la polémica en el país. Esta semana, organizaciones como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional han acudido a la CoIDH con la intención de que el tribunal de San José revoque el polémico indulto.

Sin embargo, aunque un gran número de personas ha criticado la decisión del presidente peruano de concederle el indulto, cerca de un 65 por ciento de la población apoya el perdón presidencial, según una encuesta realizada recientemente.

Poco después de otorgar el indulto a Fujimori, Kuczynski, que se enfrentaba a una moción de censura en el Congreso, lo describió como un "perdón humanitario".

Las familias y víctimas que han solicitado a la corte revocar el indulto lo consideran ilegal y "una medida de impunidad que debe ser anulada", según ha indicado Viviana Krsticevic, directora del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional.

Krsticevic ha asegurado que el razonamiento seguido entonces por Kuczynski, que reveló los detalles el viernes, estaba lleno de inconsistencias y contradicciones.

Los abogados representantes del Gobierno peruano han negado que el perdón sea resultado de un pacto político entre el presidente y la familia Fujimori, que continúa teniendo una considerable influencia en el Parlamento.

"La especulación debe quedar fuera de la corte", ha insistido el letrado Adrian Simons. A finales de enero, la agencia de noticias Reuters informó de que tres meses antes de recibir el indulto, Kuczynski se reunió con el diputado e hijo de Fujimori, Kenji Funjimori, para hablar sobre su puesta en libertad.

En la reunión, Kenji habría ofrecido al presidente apoyo político en el Congreso a cambio de que éste otorgara el indulto a su padre, una postura contraria a la de su hermana y líder del partido opositor Fuerza Popular, Keiko Fujimori, que no estaba dispuesta a romper la disciplina de partido a favor de Kuczynski.

Simons ha señalado, además, que las diferencias sobre el indulto a Fujimori deben ser solucionadas a través del sistema judicial peruano. Si la resolución del tribunal es revocar el indulto, Perú se verá obligado a aceptarlo.

"Esperamos que Fujimori vuelva a prisión para cumplir con su sentencia", ha aseverado Carmen Amaro, hermana de Armando Amaro, que fue asesinado en 1992 bajo el Gobierno del entonces presidente Fujimori. "No se trata de venganza u odio. (...) Esto es justicia", ha zanjado.