(VÍDEO) Así fue el angustioso rescate de los niños de Tailandia

400831.1.644.368.20180711160725
Vídeo de la noticia
Actualizado 11/07/2018 17:45:48 CET

MADRID, 11 Jul. (EDIZIONES) -

Un vídeo publicado por los SEAL de la Marina tailandesa que participaron en la operación de rescate de los 12 niños atrapados en una cueva en Taliandia muestra ahora las dificiles condiciones en las que trabajaron los rescatadores, que costaron la vida a uno de ellos.

El rescate de los doce niños que quedaron atrapados hace dos semanas en una cueva del norte de Tailandia concluyó este martes, con la salida de los últimos cuatro niños, su monitor y el equipo que les ha estado acompañando este tiempo. El doctor Thongchai Lertwilairattanapong, inspector general del Ministerio de Salud Pública a cargo de Chiang Rai, ha informado este miércoles de que los niños se encuentran en buenas condiciones y no muestran signos de estrés.

En el vídeo publicado por los SEAl se recoge los diferentes momentos del rescate, desde cómo los buzos tienen que sumergirse en las turbias aguas que inundaban completamente algunos tramos de la cueva hasta imágenes en las que se ve cómo un niño es sacado de la cueva por los rescatadores pasando por las dificultades que pasan los miembros del equipo para introducir en la cueva las bombonas de oxígeno que usaron para salir los niños.

Los primeros niños, cuatro en total, salieron de la gruta el domingo y desde entonces las fuerzas de seguridad trabajaban a contrarreloj para recuperar al resto antes de que se reanudaran las lluvias torrenciales que les dejaron atrapados. El lunes salieron otros cuatro y este martes han visto la luz los cuatro restantes y el monitor.

Los doce menores y su entrenador de fútbol quedaron atrapados en la cueva de Tham Luang, ubicada en la provincia de Chiang Rai (norte), el pasado 23 de junio al verse sorprendidos por las intensas precipitaciones que inundaron parte de los túneles del complejo.

Después de una intensa búsqueda, buceadores británicos les localizaron hambrientos y en la penumbra en una zona no inundada de una sala a varios kilómetros en el interior del complejo de cuevas.