La violencia en Sudán del Sur pone en peligro la seguridad alimentaria en zonas "estables", según la ONU

 

La violencia en Sudán del Sur pone en peligro la seguridad alimentaria en zonas "estables", según la ONU

Niños cruzan el Nilo en Sudán del Sur
SIEGFRIED MODOLA / REUTERS
Publicado 01/04/2017 7:12:00CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El aumento de la violencia en Sudán del Sur ha provocado un significativo descenso de la seguridad alimentaria en algunas de la zonas más "estables" del país, según ha denunciado la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS).

"Se ha detectado una escasez de provisiones y un aumento de los precios de los alimentos en lugares estables como el estado de Aweil, que normalmente es pacífico", ha señalado el jefe de la UNMISS, David Shearer.

"Es de gran importancia que los combates cesen para que los ciudadanos puedan vivir en paz y disfrutar de los beneficios de la independencia", ha indicado. Las agencias de la ONU que trabajan en Aweil han asegurado que la inseguridad ha provocado un aumento del precio de los productos en la localidad.

Muchas familias se han visto obligadas a desplazarse desde la zona debido a la falta de cosechas o a la imposibilidad de costearse la comida. La organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que el 52 por ciento de la población sufre "inseguridad alimentaria".

El gobernador del estado de Aweil, Ronald Ruay Deng, ha asegurado que está haciendo todo lo posible para acabar con la "dependencia de las ayudas humanitarias externas" e implementar un modelo que permita distribuir alimentos entre los sectores más vulnerables de la población.

Por otra parte, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), ha puesto en marcha un plan de asistencia alimentaria para paliar la situación en las zonas en las ha sido declarada la hambruna gracias a un corredor humanitario abierto esta semana por el Gobierno sudanés.

"Este sistema permitirá al PMA llegar a las zonas más afectadas por la hambruna para frenar las consecuencias de la misma", ha aseverado el director de la agencia de la ONU en Sudán del Sur, Matthew Hollingworth.

El jueves, un primer convoy de 27 camiones con 1.200 toneladas de sorgo partió desde El Obeid, en el centro de Sudán, hasta la localidad de Bentiu, en el estado sursudanés de Unidad. Según las autoridades, los vehículos tardarán unos cinco días, "en el mejor de los casos", en completar este viaje de 500 kilómetros.

El PMA espera entregar en las próximas semanas otras 11.000 toneladas de ayuda con el objetivo final de "alimentar a 300.000 personas durante tres meses", según ha explicado la agencia en un comunicado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies