Diplomático español veía en 2007 "casi imposible" aceptar la petición de EEUU de acoger presos de Guantánamo

 

Diplomático español veía en 2007 "casi imposible" aceptar la petición de EEUU de acoger presos de Guantánamo

Actualizado 29/11/2010 21:40:52 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español, a través de un cargo diplomático del Ministerio de Asuntos Exteriores, veía en 2007 "casi imposible" poder acoger en territorio español a presos de la cárcel estadounidense de Guantánamo, aunque se ofreció a interceder para que fueran acogidos por un tercer país, según los documentos clasificados filtrados por la página web Wikileaks a los que ha tenido acceso el diario 'El País'.

Así se lo trasladó el 29 de marzo de 2007 el director general de Política Exterior para Europa y América del Norte del Ministerio de Asuntos Exteriores, José María Pons Irazazabal, al 'número dos' de la Embajada de Estados Unidos en España, Hugo Llorens, que sondeó al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero sobre la posibilidad de acoger en España a presos de Guantánamo (Cuba).

Pons Irazarabal, que a su vez trasladaría esta cuestión al entonces secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, indicó entonces, sin haber recibido instrucciones del Ejecutivo al respecto, que era "casi imposible" que España se mostrara favorable a esta petición debido a la situación política y el rechazo de la opinión pública, según consta en un documento confidencial de la Embajada española fechado el 2 de abril de 2007.

No obstante, Pons consideró que España sí que estaría dispuesta a ayudar a presionar a otros países en los que tiene influencia para que aceptaran acoger a presos de la cárcel estadounidense y, en esta línea, solicitó más información sobre algunos de estos individuos.

Por último, Pons indicó que el Ejecutivo español apreciaba los esfuerzos que la Administración estadounidense estaba realizando en la prisión de Guantánamo y consideraba positiva su iniciativa para la liberación o traslado de los presos.

Finalmente, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aceptó que España acogiera a tres presos --un palestino, un yemení y un afgano-- provenientes de la cárcel de Guantánamo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies