Wilders acude a votar en las elecciones generales de Países Bajos

Geert Wilders
YVES HERMAN / REUTERS
Actualizado 15/03/2017 10:15:34 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El líder del ultraderechista Partido por la Libertad (PVV), Geert Wilders, ha depositado su voto en las urnas, en el marco de las elecciones generales que se celebran este miércoles en Países Bajos, en las que parte como favorito para formar Gobierno, según las últimas encuestas.

"¡Acabo de votar!", ha anunciado Wilders en su cuenta oficial de la red social Twitter, donde ha publicado varias fotografías en las que se le ve ejerciendo su derecho al sufragio, en medio de una gran expectación mediática.

Unos 13 millones de neerlandeses están llamados a las urnas desde primera hora de la mañana hasta las 21.00 en todo el país, en unas elecciones generales que se siguen con mucha atención en el resto de Europa por sus posibles consecuencias regionales.

Los partidos que se disputan la victoria, de acuerdo con los sondeos, son el liberal VVD del actual primer ministro, Mark Rutte, y el PVV de Wilders, caracterizado por un discurso antiislamista y euroescéptico que ha ganado adeptos a lo largo de la campaña.

"Voy a votar por Wilders", ha dicho Wendy de Graaf. "Confío en que pueda lograr un cambio para hacer que Países Bajos sea mejor", ha explicado a la agencia de noticias Reuters, aunque ha admitido que no está de acuerdo con todos los planteamientos del PVV.

Las mediciones conceden a Rutte y los suyos una ventaja de tres puntos, sin embargo, el primer ministro ha alertado de que, tal y como ocurrió con el 'Brexit' y Donald Trump, "hay un riesgo real de que el 16 de abril nos despertemos y Wilders esté liderando el partido más votado".

No obstante, esta vez la mayoría parlamentaria no garantizará la formación de Gobierno porque se prevé una gran fragmentación, de modo que serían necesarios hasta cuatro partidos para conformar un Ejecutivo. Será la mayor alianza multipartidista en Países Bajos desde los años 70.

En cualquier caso, desde Europa el posible triunfo electoral de Wilders, aunque no consiga llegar al Gobierno, suscita temor porque podría alimentar las opciones extremistas en otros países que también tienen cita con las urnas este año: Francia y Alemania.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies