Xi advierte de que puede acabar en cualquier momento con la independencia de Taiwán

El presidente de China, Xi Jinping, durante el Congreso Nacional del PCCh
REUTERS / ALY SONG
Publicado 18/10/2017 13:24:03CET

Taiwán asegura que los únicos que pueden decidir el futuro del país son los propios taiwaneses

PEKÍN/TAIPEI, 18 Oct. (Reuters/EP) -

El presidente chino, Xi Jinping, ha asegurado este miércoles que su Gobierno tiene la "capacidad, confianza y habilidad" de poner fin a cualquier intento por parte de Taiwán de declarar su independencia, unas declaraciones que han provocado que el Gobierno taiwanés responda alegando que sólo su pueblo puede decidir el futuro del país.

Taiwán es uno de los temas más preocupantes para el Gobierno chino. El gigante asiático considera a la isla una provincia más de su territorio y nunca ha renunciado a la posibilidad de utilizar la fuerza para conseguir recuperar el control de Taiwán.

A lo largo de los años, el presidente Xi ha marcado una enorme diferencia ante tus predecesores mediante sus esfuerzos de acabar con las diferencias entre su Ejecutivo y el taiwanés. Uno de los puntos clave de este acercamiento fue la reunión bilateral que tuvo en 2015 con el por aquel entonces presidente de Taiwán, Ma Ying Jeou, en Singapur.

No obstante, las relaciones entre ambos han empeorado bastante desde que Tsai Ing Wen, del Partido Democrático Progresivo, ganó las elecciones presidenciales en 2016. Pekín teme que la nueva presidenta taiwanesa de un paso más allá en la autonomía de la isla y declare la independencia formal de Taiwán, una medida que China considera una línea roja.

"No permitiremos que nadie, ni una organización ni un partido político, separe de ninguna manera una parte del territorio chino de China", ha asegurado Xi frente a más de 2.000 delegados durante su discurso inaugural del Congreso del Partido Comunista en Pekín. Sus comentarios sobre su rechazo a la posible independencia de Taiwán han sido los más aplaudidos de toda su intervención, que ha durado más de tres horas.

"Tenemos la determinación, la confianza y la habilidad para acabar con todos los intentos separatistas del Gobierno de Taiwán en cualquier forma", ha garantizado Xi.

Pekín ha suspendido las conversaciones con Taipei, establecidas durante el anterior Gobierno de Taiwán, que planteaba una postura más cerca con China. Desde entonces, se ha producido un enorme descenso del número de turistas chinos que han visitado la isla desde que Tsai está al frente del Ejecutivo.

La presidenta taiwanesa ha asegurado en numerosas ocasiones que sólo quiere la paz con China, pero que protegerá a toda costa la libertad y democracia de Taiwán.

En Taipei, el Consejo de Asuntos Interiores taiwanés ha asegurado que "es absolutamente necesario" que sean los 23 millones de personas que viven en la isla los que decidan el futuro del país.

"La República de China es un país soberano", han asegurado. Perpetuar el sistema democrático de Taiwán es "uno de los valores clave" del Gobierno taiwanés, ha dicho el consejo en respuesta al discurso de Xi. Tsai y su Gobierno han mantenido una postura moderada ante China, pero siempre han defendido la independencia de la región.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies