Amigos, familiares y allegados dan su último adiós a Mikel Essery en San Sebastián

Actualizado 06/07/2007 0:01:32 CET

SAN SEBASTIÁN, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Amigos, familiares y allegados acudieron esta tarde a la parroquia de san Vicente en San Sebastián al funeral por Mikel Essery, quien falleció el pasado lunes en el atentado registrado en Yemen en el que perdieron la vida un total de nueve personas, entre ellas la también guipuzcoana Magie Alvarez, y en el que otras seis resultaron heridas.

El acto fúnebre comenzó a las siete y media de la tarde, y por una puerta lateral accedieron al templo los familiares de Mikel, entre ellos, sus hijos Lua y Jeicy. En representación del Gobierno vasco estuvieron la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, y el secretario general de Acción Exterior del Ejecutivo, Mikel Agirre.

A la ceremonia también acudieron el portavoz del PNV en el Ayuntamiento de San Sebastián, Xabier Ezeizarbarrena, amigo personal de Essery, así como los concejales Arritxu Marañón y Jorge Letamendia, del PSE-EE. Alumnos de la ikastola de Intxaurrondo donde el fallecido daba clases, personal de la agencia de viajes Banoa y de la familia Chillida, emparentados con la víctima del atentado, no faltaron al acto.

Numerosas personas abarrotaron la iglesia y los exteriores de ésta, donde se leyó un mensaje del Obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, en el que se recordó a todas las víctimas del atentado de Yemen, y "desde el amor cristiano" se oró también por el suicida que se inmoló para producir la muerte.

"El terrorismo inspirado por el fanatismo religioso se nos ha convertido en una amenaza universal. Subyace en él un profundo desprecio a la civilización occidental y un ánimo de revancha contra un mundo al que han estado sometidos", manifestó.

Asimismo, el obispo indicó que "desde una ética digna de este nombre, nada justifica éste y otros crímenes del mismo género, por eso lamentamos y reprobamos sin ningún paliativo la muerte violenta de Mikel y de sus compañeros de viaje".

Expresó también su deseo de que Occidente, "al tiempo que se defiende eficazmente contra estos ataques, sepa acertar con los medios justos y pedagógicos que subsanen viejas injusticias, neutralicen resentimientos ancestrales y contribuyan generosamente, desde el respeto a su cultura, al desarrollo y a la evolución de los pueblos en los que nacen tales acciones homicidas".

Por último, manifestó su apoyo a la familia de Mikel, entre la que se encontraba su prima Arantza Arruti, compañera de éste en numerosos viajes a Africa o Tibet, del que dijo que "era un nómada, conocía las miserias del ser humano, estuvo viviendo en las favelas de Brasil y lo que más le gustaba en esta vida era conocer el mundo". "Conoció las hermosuras y miserias del ser humano. Tenía una mentalidad de que nada en el ser humano le era extraño y viajar con él lo hacia todo más fácil", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies