Yemen.- HRW lamenta la "débil" reacción de la ONU a la deteriorada situación de los Derechos Humanos en Bahréin

Actualizado 01/10/2011 10:31:33 CET

GINEBRA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ONG pro Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) ha lamentado la "débil" respuesta promulgada por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre la represión en Yemen y que, al no abogar por una investigación para investigar los abusos de las autoridades en el país, supone en sí misma una "traición" al pueblo yemení.

El Consejo de DDHH de la ONU, cuya sesión concluyó ayer, ha adoptado una resolución "que ni pide una investigación internacional ni solicita una presencia para supervisar el estado actual de los derechos humanos en el país". Es, a todos los efectos, un "tibio" dictamen redactado deliberadamente para impedir un texto "no consensuado" que posiblemente no habría conseguido el voto mayoritario del Consejo.

"Más de una treintena de manifestantes murieron en el transcurso de la sesión, pero ni siquiera eso animó al Consejo a impulsar una línea de acción más contundente", declaró la directora de HRW, Juliette de Rivero, quien aseguró que estados como Yemen "no tienen la más mínima voluntad de resolver los actuales abusos que se cometen en el país, y por lo tanto no deberían entrometerse en la labor del Consejo".

HRW lamenta particularmente que la resolución se limite a "tomar nota" de la intención de Yemen de investigar estos abusos de manera interna, sin la participación de organizaciones internacionales. La ONG pide a Yemen y a su Alto Comisionado para los Derechos Humanos el desarrollo inmediato de "un marco de actuación para mantener el diálogo y fortalecer la cooperación en el ámbito de los derechos humanos".

De igual modo, la ONG pide al Gobierno yemení "que acepte sin demora el despliegue inmediato de un equipo de Naciones Unidas, de acuerdo con la renovada voluntad de la ONU para respaldar la existencia de una oficina en el país que responda de manera significativa a la deteriorada situación de los derechos humanos en el país".

De momento, HRW ha confirmado al menos 225 muertos en ataques realizados por fuerzas de seguridad y asesinos a sueldo del Gobierno yemení en el transcurso de "manifestaciones en su mayoría pacíficas" contra el presidente Alí Abdulá Salé.

"Tras un año de progreso constante en la acción del Consejo de DDHH para abordar la grave situación de los derechos humanos en el mundo, su respuesta en el caso de Yemen es un paso atrás", lamentó la directora de la ONG.