Zapatero cree que Irlanda "debe entender" que no puede frenar al resto

Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar




   MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -  

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que "Irlanda debe comprender" que su 'no' a un acuerdo alcanzado después de duras y complejas negociaciones", en referencia al Tratado de Lisboa, "no puede suponer sin más un freno a los deseos de la inmensa mayoría de avanzar" en la integración europea.

   Zapatero afirmó que debe respetarse la decisión de los irlandeses de rechazar el Tratado de Lisboa en referéndum, pero también "la decisión de la mayoría de los europeos de querer más Europa". No obstante, consideró "prematuro" hablar de posibles excepciones, diferentes estatus para distintos países, de una UE a varias velocidades o de cooperaciones reforzadas entre algunos países europeos.

   "Es posible y es necesario seguir avanzando juntos, creo que es lo mejor para todos", añadió el presidente del Gobierno, insistiendo en que lo que hace falta es que Europa tenga éxito en las grandes políticas como la gestión de las migraciones o la lucha contra la pobreza, en las que España será siempre "dispuesta a avanzar".

   El jefe del Ejecutivo se expresó así ante multitud de embajadores y empresarios, en un acto organizado por el Real Instituto Elcano, las fundaciones CIDOB y FRIDE y los institutos ICEI e INCIPE en el que pronunció una conferencia titulada "En interés de España, una política exterior comprometida". Zapatero aprovechó además para anunciar que uno de los ejes de la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010 será reforzar el vínculo trasatlántico con Estados Unidos.

   El presidente del Gobierno subrayó que aunque el rechazo de Irlanda al Tratado "no es una buena noticia", la verdadera noticia hoy es que la inmensa mayoría de los Estados lo ha apoyado y ha dado mandato de seguir adelante "porque entienden que más Europa es necesario", una Europa en la que los Estados renuncien al derecho de veto y admitan que las instituciones europeas no son de representación nacional, sino de gobierno comunitario.

   Además, incidió en que los ciudadanos quieren que la UE debate y resuelva sus problemas, y que en la Cumbre de los próximos jueves y viernes se hable de los precios de los carburantes y de los alimentos, no sólo del 'no' irlandés, ya que las instituciones son un tema algo "ininteligible" para los ciudadanos. Así, afirmó que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que asume la presidencia europea el 1 de julio, no quiere concentrar su mandato sólo en las cuestiones institucionales, y Zapatero aseguró que le apoyará en eso.

   Igualmente, aseguró que España trabajará para un mercado europeo energético más seguro y transparente, en el que tendrá especial relevancia la promoción de las interconexiones y la homogeneización de los grandes actores económicos "para que las reglas iguales no beneficien o perjudiquen a empresas diferentes".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies