Zarif acusa a Netanyahu de boicotear las negociaciones nucleares

Publicado 01/03/2015 17:00:46CET

DUBAI, 1 Mar. (Reuters/EP) -

El ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, ha acusado este domingo al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, de boicotear las negociaciones con el Grupo 5+1 sobre el programa nuclear de la República Islámica.

"Netanyahu se opone a cualquier tipo de solución", ha dicho el jefe de la diplomacia iraní en la rueda de prensa que ha ofrecido con su homólogo italiano, Paolo Gentiloni.

Zarif ha lamentado que "ciertas personas vean beneficios a partir de generar tensión". "Esto muestra un intento por aprovechar una crisis inventada para encubrir la realidad regional, que incluye la ocupación y la represión del pueblo palestino", ha apuntado.

Netanyahu comparecerá el próximo miércoles ante el Congreso de Estados Unidos, dominado por los republicanos desde las elecciones legislativas del 4 de noviembre, con el objetivo de criticar una vez más las negociaciones nucleares con Irán.

Esta visita ha tensado las relaciones con el Gobierno de Barack Obama, que ha rehusado reunirse con el primer ministro israelí alegando que no quiere influir en modo alguno en las elecciones del próximo 17 de marzo.

Entretanto, las negociaciones nucleares siguen su curso. Está previsto que Zarif se reúna esta semana en Suiza con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y otros funcionarios occidentales.

NEGOCIACIONES NUCLEARES

En noviembre de 2013, Irán y el Grupo 5+1 --Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- lograron cerrar un acuerdo preliminar de seis meses de duración, por virtud del cual Teherán se comprometió a congelar parte de su programa nuclear a cambio del levantamiento de algunas sanciones.

Los siete interlocutores acordaron en julio darse cuatro meses más, hasta el 24 de noviembre, para tratar de llegar a un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, tras admitir ambas partes que persistían "diferencias significativas".

Sin embargo, las partes no lograron cerrar un texto definitivo para esa fecha, por lo que decidieron darse hasta el próximo 1 de julio para zanjar de una vez por todas la controversia sobre el programa nuclear iraní.

El acuerdo definitivo contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio, la República Islámica debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies