Zeman gana claramente la primera vuelta de las presidenciales checas, pero no logra la victoria directa

El presidente checo, Milos Zeman, vota en las elecciones parlamentarias
REUTERS / DAVID W CERNY
Actualizado 13/01/2018 17:32:14 CET

PRAGA, 13 Ene. (Reuters/EP) -

El actual presidente checo, Milos Zeman, de 73 años, se ha impuesto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales checas, celebrada entre el viernes y el sábado, con un 39,24 por ciento de los votos, según resultados oficiales una vez escrutado el resultado en el 95,08 por ciento de las circunscripciones.

En segunda posición está Jiri Drahos, expresidente de la Academia de Ciencias checa y considerado más prooccidental, con un 26,26 por ciento de los sufragios. Los otros siete candidatos han quedado muy por detrás de Drahos: Pavel Fischer (10,07 por ciento), Michal Horacek (9,09 por ciento), Marek Hilser (8,8 por ciento), Mirek Topolanek (4,22 por ciento), Jiri Hynek (1,23 por ciento), Petr Hannig (0,57 por ciento) y Vratislav Kulhanek (0,48 por ciento).

Ya que Zeman no ha superado finalmente el 50 por ciento de votos, se celebrará una segunda vuelta los próximos 26 y 27 de enero entre el actual mandatario y Drahos.

El presidente checo tiene escasos poderes, pero en el caso de Zeman se ha destacado como líder político. Ha abogado por un acercamiento a Rusia y China frente a la integración europea, con la que ha sido especialmente crítico por las políticas migratorias.

Además, se ha mostrado dispuesto a cooperar con el primer ministro, Andrej Babis, cuyo partido político, Acción de Ciudadanos Insatisfechos (ANO), ganó las elecciones de octubre y gobierna en minoría. Babis se someterá el miércoles a una moción de censura que previsiblemente perderá, pero Zeman ya ha avanzado que le dará una segunda oportunidad.

Esta cooperación entre presidente y primer ministro es vista como un factor de estabilidad por muchos checos. Otros, en cambio, preferirían que el jefe de Estado ejerciera de contrapeso del Ejecutivo.