Zimbabue desvela nombres de cientos de personas y empresas que retienen fondos ilegalmente en el extranjero

Emmerson Mnangagwa
REUTERS / PHILIMON BULAWAYO - Archivo
Publicado 19/03/2018 14:52:32CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, ha desvelado este lunes los nombres de cientos de personas y empresas que no han devuelto fondos que sacaron de forma ilegal del país, a pesar de la amnistía declarada por las autoridades.

Según las informaciones recogidas por el diario local 'The Herald', la mayoría de las empresas operan en los sectores de la minería, la agricultura y las manufacturas.

Al frente de la lista figuran African Associated Mines, con 62 millones de dólares (cerca de 50 millones de euros); Marange Resources, con 54,2 millones de dólares (unos 44 millones de euros); y Canadile Miners, con 31,3 millones de dólares (alrededor de 25 millones de euros).

Mnangagwa ha detallado que la amnistía, que ha estado vigente durante 90 días, ha permitido a las autoridades recuperar 591 millones de dólares (aproximadamente 480 millones de euros), cifra que supone menos de la mitad de la esperada.

El presidente de Zimbabue ha advertido de que aquellos que no devuelvan estos fondos se exponen a ser imputados y juzgados, al tiempo que ha reiterado su compromiso de luchar contra la corrupción.

El propio Mnangagwa anunció el sábado que el país celebrará elecciones en julio, en fecha aún por concretar, en los que serán los principales comicios tras la salida del poder de Robert Mugabe.

Mugabe denunció el viernes que su salida del poder se debió a un "golpe de Estado" contra él, en sus primeras declaraciones públicas desde que abandonara la Presidencia del país africano.

"Se trató de un golpe de Estado, aunque se nieguen a llamarlo así", dijo, en una entrevista concedida a la cadena de televisión sudafricana SABC. Asimismo, resaltó que él mismo incluyó en el Gobierno a Mnangagwa y que "no imaginó que fuera a volverse contra él".

Mugabe recalcó que Mnangagwa "nunca hubiera podido acceder de la Presidencia del país sin (la intervención de) el Ejército", antes de argumentar que "el Ejército se encargó de neutralizar el resto de instituciones del Gobierno".

En respuesta, Mnangagwa dijo en un comunicado que "Mugabe presentó su dimisión (...) y puede expresarse libremente", al tiempo que subrayó que el país "ha pasado página".

Mnangagwa se hizo con el poder en noviembre después de que el Ejército forzara a dimitir a Mugabe después de que éste le cesara como vicepresidente del país para allanar el camino a su esposa, Grace Mugabe.