La Policía prohíbe la posesión de radios de onda corta por la difusión de discursos que incitan al odio

Actualizado 27/02/2013 16:38:10 CET

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Zimbabue ha prohibido la posesión de radios de onda corta ya que considera que son utilizadas para difundir discursos que incitan al odio un mes antes de que se celebre el referéndum constitucional y a pocos meses de las elecciones, previstas para el mes de julio, según ha informado este miércoles la agencia de noticias de la ONU, IRIN.

Las ONG han distribuido radios a manivela o que se alimentan con energía solar en las comunidades rurales para permitir a los campesinos crear clubes de escucha para seguir los programas de las emisoras independientes más populares, tales como Studio 7 o SW Radio África, que son producidos por periodistas zimbabuenses desde Europa o Estados Unidos.

La Alianza de Medios de Zimbabue (MAZ, por sus siglas en inglés) ha condenado esta prohibición. "La posesión y la distribución de radios no son ilegales y su confiscación constituye una grave violación de los derechos de los ciudadanos de recibir y de transmitir opiniones e informaciones sin censura, de acuerdo con el artículo 20 de la Constitución", ha anunciado la organización en un comunicado.

La MAZ, que ha instado a la Policía a que suprima la prohibición, ha subrayado que con esta medida se corre el riesgo de privar de una importante fuente de información a la población, cuando queda poco tiempo para que se produzcan dos eventos nacionales muy importantes.

REDADAS CONTRA LAS ONG

Durante las últimas semanas, la Policía ha efectuado redadas en las oficinas de las ONG y de los grupos de defensa de los Derechos Humanos, donde ha confiscado ficheros y ha detenido a varios miembros de su personal.

La Asociación de los Derechos Humanos de Zimbabue ha sido uno objetivos de las redadas de la Policía. Tanto su director ejecutivo como dos miembros de su personal han sido detenidos acusados de "fabricación y falsificación" de certificados de inscripción en las listas electorales. Los arrestados fueron liberados tras el pago de una fianza.

Las fuerzas de seguridad zimbabuenses también han efectuado redadas en los locales del Proyecto para la Paz en Zimbabue, donde ha confiscado teléfonos móviles y discos duros. Tras las últimas elecciones, la directora del Proyecto, Jestina Mukoko, fue secuestrada y torturada después de que se difundiera que su organización poseía pruebas abrumadoras de que la Policía utilizó la tortura y las violaciones para intimidar a los seguidores del otro candidato presidencial, Morgan Tsvangirai.

La organización de Abogados para los Derechos Humanos de Zimbabue ha criticado "la agresión prolongada y creciente (del gobierno) contra las ONG que intervienen en los dominios de la educación cívica, del control del respeto de los Derechos Humanos, de la sensibilización del público y del suministro de servicios, todos ellos servicios legales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies