Acaip alerta del aumento de conflictividad en la prisión de Salto del Negro (Gran Canaria)

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Acaip alerta del aumento de conflictividad en la prisión de Salto del Negro (Gran Canaria)

Publicado 14/10/2016 16:00:07CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La sección sindical de Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), mayoritario en los centros penitenciarios de Las Palmas I [Salto del Negro] y Las Palmas II [Juan Grande], ha alertado del aumento de la conflictividad en la primera con un verano "especialmente conflictivo", culpando de la "inseguridad" de los funcionarios al director del centro.

En un comunicado, el sindicato mostró su "más profunda preocupación" ante la situación vivida el pasado miércoles en Salto del Negro "y que ejemplifica la deriva que desde hace dos años se está viviendo diariamente todos los trabajadores penitenciarios de ese centro".

Acaip se refiere aquí a unos doces alteraciones muy graves, graves y leves del devenir diario de una prisión.

En este sentido, las más graves se produjeron en el módulo 2/3 de reincidentes, donde un interno asaltó el cuarto de dispensación médica con la enfermera dentro e intenta robar la medicación que no le correspondía, por lo que fue conducido inmediatamente al módulo de Aislamiento.

Además, se produjo una agresión grave entre internos en los baños del patio al que no tienen acceso visual los funcionarios, siendo un interno participante conducido a otro módulo.

Mientras, todo el mismo día, en la sala de televisión se requisó un teléfono móvil --objeto prohibido-- con el que estaba hablando un interno "con total impunidad", el mismo preso que se cortó profusamente con una cuchilla el antebrazo izquierdo, siendo conducido a la enfermería.

PRESOS INTENTAN ACCEDER A LOS FUNCIONARIOS Y LES AMENAZAN DE MUERTE POR SU NOMBRE

Por su parte, en el módulo 7-Aislamiento, después de pasar consulta la doctora del centro y negarse a expedir una medicación que consideró innecesaria, unos cuatro internos se pertrecharon con palos de escoba quebrados y afilados y se dirigieron a la oficina de los funcionarios intentando romper el metacrilato de las ventanas y acceder entre los barrotes.

Entonces, amenazaron de muerte por sus nombres a los funcionarios que allí prestaban servicio y se encararon con otro recluso que no participaba de esta situación violenta.

Más tarde, los internos, desde el fondo del patio, persistían en su actitud y no arrojaban al suelo los pinchos carcelarios por lo que, avisado un mayor número de funcionarios de seguridad, se tuvo que entrar al patio y enfrentarse a una situación de tensión y de peligro debido a la actitud "violentísima" de los internos allí presentes.

LOS PRESOS SE NEGARON A ENTRAR EN SUS CELDAS RECLAMANDO TV, CAFÉ Y TABACO

Con todo, después de la cena, cuando se procedía al cierre del departamento, los internos que habían intervenido en el incidente de la mañana provocaron que el resto de los internos que no participaron en el plante amenazaran y se negaran a entrar en sus celdas reclamando que les traigan televisores, café y tabaco, tal como ha "mandado el director" del centro.

Acaip añadió que ante la grave alteración que se generó; y ante el destrozo que dos internos estaban generando en las celdas una vez introducidos en ellas y las repetidas amenazas de muerte que hacia los trabajadores penitenciarios y su familias, se procedió a su reducción y sujeción mecánica, tal como indica el marco jurídico penitenciario.

VERANO "ESPECIALMENTE CONFLICTIVO"

"Debemos indicar que este verano ha sido especialmente conflictivo en la cárcel provincial con numerosas agresiones entre internos, tentativas de agresiones a funcionarios y hasta un interno psiquiátrico arrojó un bolsa de heces en la sala de curas al negarse a que le administrasen la medicación prescrita. En los diez últimos días se han requisado tres pinchos carcelarios de considerables dimensiones en distintos módulos, trescientos noventa euros en efectivo a un interno del módulo 2/3, numerosos teléfonos móviles y un largo etc...", señaló la organización sindical.

Finalmente, Acaip responsabilizó al director de este centro penitenciario de la situación de "inseguridad" que viven los que trabajamos en la prisión provincial del Salto del Negro.

"La sensación de impunidad que trasladó el director a los internos, la sospecha constante que efectúa sobre nuestro trabajo, así como la adopción de medidas encaminadas a rebajar el grado de seguridad; la adopción de un itinerario tratamental viciado por la escasez de recursos, una política de separación interior que desoye las elementales normas de seguridad y sentido común, la desaparición de unas medidas disuasorias efectivas y la no utilización del Módulo de Observación, hacen que los trabajadores de este centro veamos peligrar nuestra integridad física de modo constante", concluyó.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies